Viernes, 10.04.2020 - 04:08 h
El debate continúa en el Ejecutivo

Iglesias reclama a Sánchez priorizar a los trabajadores frente al Ibex 35 en la crisis

Unidas Podemos pide que el Gobierno salga en auxilio de los despedidos y que dé relevancia a medidas sociales en el consejo de ministros de mañana.

Así fue el consejo de ministros: Sánchez paró a Iglesias y atrasa el plan económico
Iglesias reclama a Sánchez priorizar a los trabajadores frente al Ibex 35 en la crisis / LI

Unidas Podemos está intentando que en el consejo de ministros de mañana martes se contemple un paquete de ayudas a urgentes para los innumerables trabajadores afectados por el estado de alarma. El 'shock' en el empleo va a ser incalculable. Por eso el objetivo del equipo de Pablo Iglesias es que de este cónclave gubernamental salga una protección especial para despedidos, que se blinde a los trabajadores ante las presiones para acudir a su puesto de trabajo, que los autónomos también sean la prioridad... Medidas, en definitiva, que eviten el colapso laboral, más si cabe con las oficinas de empleo cerradas y solo atendiendo telemáticamente, y que salgan en auxilio de la clase trabajadora.

Iglesias y los ministros de Unidas Podemos están jugando fuerte. Lo hicieron en el consejo de ministros del pasado sábado, lo están haciendo durante estas horas y tienen previsto hacerlo en el cónclave de mañana. Su prioridad son los trabajadores, más si cabe tratándose de un Gobierno de izquierdas, frente al Ibex 35, según ha podido saber La Información. Por eso están intentando que el grueso del gasto público extraordinario vaya destinado a la protección de quienes menos tienen. "Prioridad de lo social frente a los grandes empresarios", resumen las fuentes consultadas. En las últimas horas varios dirigentes de Unidas Podemos se han expresado en este sentido: Pablo Echenique, Ada Colau, Alberto Rodríguez...

La punta de lanza la está ejerciendo Iglesias, pero los ministros de Unidas Podemos también están en ello. Yolanda Díaz tomó la palabra en el consejo del sábado para expresarse en esta línea de defensa a los trabajadores. También Alberto Garzón y Manuel Castells. Incluso hubo ministros de la parte del PSOE que se posicionaron a favor de medidas urgentes de este tipo, afirman.

Fue, cuentan, un "debate sano" en el consejo de ministros. Ocurrió en la primera parte del mismo. Una discusión "tensa e intensa" para dar prioridad a "la gente" y dejar a un lado políticas de austeridad o de contención del gasto en un momento como el actual. Finalmente Sánchez inclinó la balanza del lado de quienes pretendían aplazar a esta martes el segundo paquete de medidas económicas, cumpliendo así los plazos que fijó el presidente con empresarios y sindicatos.

​El presidente quiso tener, eso sí, un gesto con Podemos y los agentes sociales anunciando, al inicio de su comparecencia del pasado sábado por la noche, que el próximo martes aprobará medidas de apoyo a trabajadores, empresas y autónomos, flexibilizará los ERTE, apoyará la liquidez de las compañías y secundará la investigación de la vacuna del coronavirus.

Siete horas a puerta cerrada

Siete horas encerrados en el salón de columnas de La Moncloa y con un intercambio entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Así fue el consejo de ministros extraordinario que aprobó el pasado sábado el estado de alarma por la crisis del coronavirus, uno de los más largos de la democracia y solo superado por el que aprobó la expropiación de Rumasa en 1983 -doce horas de duración-. 

Desde los primeros momentos del consejo de ministros quedó claro que Iglesias no estaba allí para aceptar todo. Peleó duro, muy duro, por que Sánchez fuera más contundente y el Gobierno de coalición aprobara desde ya más medidas económicas urgentes. El líder morado razonó ante sus compañeros del Ejecutivo que miles de trabajadores estaban sufriendo en este momento las consecuencias de la crisis y que había que dar respuesta a esa situación que va a ser crítica para muchos ciudadanos. Se refirió a las prioridades que debe tener un Gobierno de izquierdas y pidió soluciones inmediatas para trabajadores, empresarios, autónomos y otros colectivos sociales.

El Gobierno, por cierto, acaba de activar una medida que Podemos llevada días pidiendo: un refuerzo de choque de los Servicios Sociales para asistir a las personas sin hogar ante la crisis del coronavirus, con el apoyo de las Fuerzas Armadas. La decisión tomada es que los Servicios Sociales constituirán unidades que diariamente entreguen un kit de higiene, alimentación y bebida a las personas sin hogar, les expliquen medidas de prevención, les midan la temperatura y orienten en caso necesario.

Asimismo, se habilitarán comedores sociales para dar comida para llevar y se reforzarán los centros para personas sin hogar con personal sanitario que los dote de equipos de protección, controle la salud del equipo de atención social y los residentes, tome medidas preventivas, identifique posibles contagios y aísle o derive a otro centro a posibles personas infectadas. Se reforzarán también los servicios de limpieza y desinfección, tanto para el propio centro como para ropa y enseres de residentes.

Por último se habilitarán espacios amplios para alojar, alimentar, garantizar la higiene y atender a personas sin hogar, con profesionales sociales y sanitarios, con posibilidad de zona de aislamiento para personas infectadas, reduciendo así el aforo y las largas colas en los actuales centros para minimizar el riesgo de contagio.

El Gobierno ya advierte de primeras que "los Servicios Sociales se van a ver seguramente desbordados por la sobrecarga de trabajo en las diversas áreas de la asistencia social" y asegura que "la cooperación con las Fuerzas Armadas será necesaria para llegar a cubrir todas las demandas sociales". Estos profesionales colaborarán en el seguimiento diario de las personas sin hogar, el refuerzo de los centros sociales, el reparto de alimentación, la dotación de los comedores sociales y la habilitación de los espacios necesarios.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING