Cs logra un pacto PP-PSOE en el Congreso sin que se dirijan la palabra

    • Los populares consiguen controlar la Mesa de la Cámara Baja junto a Ciudadanos.
    • Los socialistas logran el primer acuerdo de la 'gran coalición' contra Pablo Iglesias.
Rajoy apuesta por la continuidad en el Congreso y en el Senado con García-Escudero, Hernando, Barreiro y Villalobo
Rajoy apuesta por la continuidad en el Congreso y en el Senado con García-Escudero, Hernando, Barreiro y Villalobo

El acuerdo cerrado por PSOE y Ciudadanos(y el permiso del PP)este martes para que Patxi López se convierta en presidente del Congreso tendrá importantes consecuencias. Tanto para los socialistas, como para el Partido Popular y también para Podemos. La partida de ajedrez da un giro radical justo horas antes de que se constituya en hemiciclo.Aunque el PP no se ha sumado en principio al acuerdo para convertir a López en presidente del Congreso, la formación de Rajoy sale muy bien parada del pacto. Es el partido que, probablemente, más gana con esta solución. Los populares tendrán tres representantes en la Mesa, lo que le convertirá en la formación mejor representada (los otros tres partidos tendrán dos miembros).La clave ha estado en Ciudadanos. Los de Albert Rivera han sido quienes han facilitado este primer gran acuerd y han sido capaz de desatrancar un pacto que parecía imposible. Hansido los 'celestinos'que han posibilitado un acuerdo entre los irreconciliables.Rivera ha sido claro al hablar del pacto. "No ha sido fácil desbloquear la situación", dijo el líder de C's. "Se notaba que hacía mucho que el PP y el PSOE no se ponían de acuerdo". Rivera atribuyó a que ambos partidos no han querido escenificar este acuerdo el que no haya un documento escrito que lo plasme"."Nos ha costado. No hemos conseguido sentarlos a los dos en la misma mesa", reconoció más tarde, detallando que él sí habló esta mañana tanto con el presidente del PP, Mariano Rajoy, como con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.La formación naranja obtienerédito negociadory se erige como el partido capaz de engrasar los contactos entre las formaciones constitucionalistas. Una victoria para una formación con 40 diputados y cuarta fuerza en el Congreso.PP y Ciudadanos controlarán la Mesa¿Qué implica esta situación? Una ventaja considerable a la hora de controlar la actividad parlamentaria. El PP tendría mayoría únicamente con Ciudadanos: 5 representantes contra 4 de PSOE y Podemos. El partido de Albert Rivera es, además, con el que mejor se entienden los populares y al que más cercano está ideológicamente. Es la alianza más sensata ante una legislatura que se presume complicada. No haría falta la suma de nuevas formaciones para tomar decisiones que afecten al ámbito legislativo.La Mesa del Congreso, por tanto, quedará controlada por PP y Ciudadanos. A los populares no les ha importado ceder la presidencia al PSOE, una figura que se convertirá en testimonial ya que sus decisiones quedarán supeditadas a lo que acuerden el resto de representantes. El PP también controlará el Senado, donde ha obtenido mayoría absoluta.¿Qué puede hacer la Mesa?La Mesa del Congreso es el máximo órgano de gobierno de la Cámara Baja. Por allí pasan todas las decisiones que se vayan a debatir en el hemiciclo: admisión de tramitación de leyes, propuestas parlamentarias de los grupos, debates en plenos y en comisiones, aforamientos, viajes parlamentarios… Quien controla la Mesa, en definitiva, controla el Congreso. PP y Ciudadanos, por tanto, podrán vetar o manejar las decisiones que salgan de este órgano. Los representantes populares serán Celia Villalobos (vicepresidenta), Alicia Sánchez-Camacho y Rosa Romero, de Ciudad Real.Qué gana el PSOELos socialistas consiguen con este acuerdo meter un primer gol a Podemos. El partido de Pablo Iglesias queda aislado en la Cámara Baja. La gran coalición se impone por primera vez, una entente que no ha gustado a Pablo Iglesias, que ya ha bautizado a sus rivales como "los tres del búnker".Los socialistas dan el primer paso para arrinconar a Podemos, a quien ya consideran abiertamente su rival y a quien ponen en la diana de cara al futuro (aunque Pedro Sánchez haya dicho que hará lo "indecible" para pactar con ellos).El PSOE de Pedro Sánchez también cierra en parte la puerta a un posible pacto de investidura con Pablo Iglesias. Ahora será mucho más complicada poner en práctica lo que en Ferraz ven como la única solución para que el socialista lidere un futuro Gobierno: un acuerdo con Pablo Iglesias, bien para que vote a favor o bien para que se abstenga.Hay que recordar que Podemos puso como línea roja la formación de cuatro grupos parlamentarios diferentes. El PSOE, finalmente, no votó a favor y ahora Iglesias deberá explicar internamente por qué no ha logrado el acuerdo.Sánchez se prepara, así, para una posible nueva convocatoria electoral. Su enemigo y rival por el voto de izquierdas será Podemos y Pablo Iglesias, tal y como ha quedado demostrado hoy. Los de morado le han pedido que elija entre ellos o entre PP y Ciudadanos. Y Sánchez ha elegido a los segundos. Toda una declaración de intenciones.

El PSOE también gana poder. Pese a conseguir el peor resultado de la historia democrática, Patxi López presidirá el Congreso, la tercera institución del Estado. Tendrá, además, una vicepresidencia, al frente de la cual estará Micaela Navarro. Los socialistas, por tanto, vuelven a pisar moqueta después de unas elecciones de las que no salieron bien parados.

Mostrar comentarios