Viernes, 19.10.2018 - 20:33 h
El PP, en alerta ante un nuevo viacrucis judicial

Cuenta atrás para Casado en el Supremo: el Máster amenaza con otro 'paseíllo'

La Sala de Admisiones del alto tribunal tiene previsto decidir este mes si admite a trámite la exposición razonada de la juez de Plaza de Castilla.

Pablo Casado en Moncloa
Pablo Casado tras la visita que hizo a Sánchez en Moncloa / PP

La victoria de Pablo Casado en las primarias del Partido Popular no ha calmado las aguas en una formación acostumbrada en los últimos años a lidiar con 'tsunamis' procedentes de los tribunales. El nuevo equipo de Génova se prepara para afrontar un mes de septiembre de infarto ante la amenaza proveniente del Tribunal Supremo por el polémico caso del Máster de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). El alto tribunal tiene previsto decidir en las próximas semanas si abre causa contra el nuevo presidente del PP, una decisión que podría provocar un nuevo 'paseíllo' judicial de Casado similar al que ya protagonizó Rajoy en la Gürtel, aunque este último acudió a declarar en calidad de testigo.

En el PP el caso Máster preocupa y existen motivos para ello. La juez titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, apunta en su exposición razonada elevada al Supremo que Casado pudo verse favorecido "por su relevancia política e institucional" y que, de esta forma, pudo conseguir el título del Máster de Derecho Autonómico y Local de la URJC sin cursarlo y "sin mérito alguno". Además asegura que se trata de una mecánica puesta en marcha por el director del Instituto de Derecho Público de la Rey Juan Carlos en connivencia con dos profesores del máster y reconocida en sede judicial por una de las alumnas "que recibió dicho regalo".

La juez de Plaza de Castilla también solicita la práctica de una serie de diligencias, como la de que se le tome declaración en calidad de investigado a Casado y que aporte toda la documentación que conserve del Máster correspondiente al curso 2008-2009, así como el ordenador portátil en el que se encontraban archivados los trabajos, con el fin de que la policía judicial realice un peritaje y esclarezca si ha habido modificaciones en los mismos desde que comenzó la investigación el pasado mes de marzo.

La decisión, por tanto, se encuentra ya en el tejado del Supremo, que deberá resolver si abre causa contra Casado en las próximas semanas. El trámite es el siguiente: se nombrará un tribunal de causas especiales que lo integran el presidente de la Sala de lo Penal, Manuel Marchena, junto con otros dos o cuatro magistrados de la Sala Segunda, un tribunal que varía cada cuatro meses.

De acuerdo con el calendario de plazos que recoge el Boletín Oficial del Estado, en el periodo comprendido entre julio y septiembre de este año integran este tribunal los magistrados Miguel Colmenero Menéndez, Francisco Monterde, Ana María Ferrer y Pablo Llarena, instructor del 'procés', si bien es bastante habitual que se produzcan alteraciones en la composición de miembros de dicha sala de admisión. En las manos de estos magistrados, por tanto, se encontraría el futuro judicial de Pablo Casado.

Nervios en el PP: "¿Qué pasará con el caso Máster?"

A pesar de que Casado y su ejecutiva de Génova intenten evidenciar tranquilidad, de puertas para afuera la inquietud es latente. En los grupos parlamentarios de Congreso y Senado y en las baronías ocurre lo mismo. "¿Qué pasará con el caso Máster?" es la pregunta más habitual que realizan los cuadros medios de un partido que quiere evitar más escándalos relacionados con los tribunales, más si cabe después de que Rajoy fuera desalojado del Gobierno por la puerta de atrás después de conocerse la sentencia de la Gürtel. 

Lo cierto es que el caso del Máster de la URJC no está ni mucho menos cerrado. Es más, dependiendo de las decisiones que tome esta Sala Segunda del Tribunal Supremo, el PP podría enfrentarse de nuevo a un 'viacrucis' judicial con un caso que, además, afecta directamente a su presidente. Fuentes de Génova admiten que el principal temor que existe ahora mismo en la cúpula del partido es la posibilidad de que Casado termine siendo fotografiado acudiendo al alto tribunal si fuera citado a declarar como investigado.

Ahora en Portada 

Comentarios