Sábado, 23.02.2019 - 08:53 h
"El proceso penal está absolutamente desbordado"

La defensa de Cuixart endurece el tono y acusa a la Fiscalía de encubrir la tortura

El letrado del presidente de Òmnium pone el foco en la vía civil y advierte de que "el mundo" de los Derechos Humanos está pendiente del juicio. 

Juicio del procés
Imagen de 'los jordis' en una pancarta con motivo del arranque del juicio/ EFE

La intervención del abogado del presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, en el juicio que acoge el Tribunal Supremo contra los líderes del procés, ha estado marcada por el papel que tuvo la sociedad catalana en este proceso independentista. A diferencia de todos los que le han precedido en el uso de la palabra -que han puesto el foco en la labor del entonces gobierno catalán- el letrado Benet Salellas se ha desmarcado de la 'línea oficial' endureciendo el tono hasta el punto de llegar a acusar a la Fiscalía de encubrir la tortura.

El abogado defensor ha centrado su intervención en el marco de esta primera sesión dedicada a cuestiones previas en las consecuencias penales que tendría para Cuixart su implicación en todo este procedimiento, teniendo en cuenta que para el Ministerio Público tanto él como Jordi Sànchez jugaron un papel clave en este proceso independentista agitando a la sociedad de cara a que respaldara, por la vía violenta, la desconexión de Cataluña de España. Es por ello que piden para ambos la segunda pena más alta de 17 años de cárcel por los delitos de rebelión.

"El mundo de los Derechos Humanos está atento a este juicio", ha asegurado el letrado desmarcándose de la estrategia seguida por sus antecesores puesto que, en su caso concreto, ha dicho que, enjuiciando a Cuixart, se produce una vulneración de los derechos de toda la sociedad. "Este juicio es una derrota de la sociedad colectiva española", ha apuntado al respecto. Para argumentar su tesis, el letrado ha hecho referencia concreta a las acusaciones de la vista, responsables a su juicio de "criminalizar" las protestas organizadas por Òmnium de septiembre de 2017 con motivo de los registros judiciales en la consejería de Economía que fueron los que dieron comienzo a la causa penal en la Audiencia Nacional.

Precisamente, se ha referido a esas concentraciones para asegurar que se intenta apuntalar la acusación del líder soberanista por recurrir al cántico de 'No pasarán', el cual, según ha expuesto, no es más que una expresión empleada en las últimas décadas como "lema de defensa de los valores democráticos". "Venimos a pedir que no se imponga un sacrificio gratuito de unos derechos a otros. Este planteamiento de criminalizar no puede continuar", ha dicho durante su turno de palabra.

Condena de Estrasburgo a Rusia por las Pussy Riot

Al hilo de este argumentario, el letrado ha recordado la enérgica condena que impuso el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) contra Rusia después de que la Justicia de ese país impusiera dos años de prisión a las componentes del dúo Pussy Riot por una actuación que ofrecieron en el año 2012 en Moscú. Al respecto, ha dejado caer que, de seguir la Justicia española esta senda, la próxima vez que acuda a Europa el presidente de Òmnium Cultural no va a ser Rusia el país condenado "sino el Estado español".

La gran causa por la deriva independentista que acabó asumiendo el alto tribunal al valorar la naturaleza "inescindible" de estos hechos, comenzó instruyéndose en la Audiencia Nacional contra los Jordis así como contra el mayor de los Mossos Josep Lluis Trapero, por la actuación de las entidades soberanistas y de la policía autonómica durante los registros arriba mencionados. De esta forma, tanto Sànchez como Cuixart fueron detenidos y enviados a prisión provisional, situación en la que se encuentran hasta hoy. La Fiscalía los considera piezas clave en el engranaje independentista y, por eso, piden para ellos penas superiores que para cualquier consejero (a excepción de Oriol Junqueras).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios