Domingo, 08.12.2019 - 12:05 h
Debate a cinco

Ana Blanco a los candidatos: "Me van a permitir pero no es una foto de igualdad"

La moderadora del debate, junto a  Vicente Vallés, ha presentado el bloque de la política social y ha querido hacer una foto del plató sin candidatas 

Debate
Los cinco candidatos han empleado la comunicación no verbal / EFE

"Hablarán de la paridad pero en este momento no es una foto de igualdad". Así se refería Ana Blanco, moderadora del único debate electoral que se  celebrará antes de las elecciones del próximo 10 de noviembre junto a Vicente Vallés, a la foto que dejan los cinco candidatos justo al legar el bloque dedicado a la política social y de igualdad. "Supongo que hablarán de Sanidad, Educación, pensiones, la dependencia y la violencia de género" y antes de empezar "me van a permitir hacer una deferencia a la foto con cinco candidatos y ninguna candidata".  Iglesias le ha respondido y ha pedido que "ojalá sea la última vez que hay un debate para la presidencia del gobierno con solo candidatos hombres". 

También ha sido el protagonista de un lapsus que rápidamente ha saltado a las redes sociales. Ha sucedido cuando criticaba la "escandalosa diferenciación" en el Código Penal entre abuso sexual y violación. "Hay que dar la razón a las mujeres que están escandalizadas con lo que hemos visto con tantas mamadas; con tantas manadas", ha dicho Iglesias rectificando rápidamente y continuando con su discurso sin dar muestras de nerviosismo por la equivocación.

Precisamente hoy centenares de personas convocadas por diferentes asociaciones feministas se han concentrado en Madrid, Barcelona y otras ciudades para exigir la reforma del Código Penal tras la sentencia de la conocida como "Manada de Manresa".

Como ya ocurriera tras el caso de 'La Manada' de los sanfermines, más de cien asociaciones feministas convocaron esta tarde concentraciones en decenas de ciudades, entre ellas Madrid, frente al Ministerio de Justicia; en Barcelona, en la Plaza de Sant Jaume, así como en Pamplona, Oviedo o Logroño (La Rioja).

La Audiencia de Barcelona condenó el pasado 31 de octubre a penas de entre 10 y 12 años de cárcel por un delito de abuso sexual, y no de agresión sexual, a cinco de los seis procesados por violar por turnos a una menor de 14 años en Manresa (Barcelona).

El tribunal descartó la tesis de la Fiscalía de que los procesados se valieron de su superioridad numérica y el estado de ebriedad de la víctima para intimidarla y agredirla sexualmente, ya que considera que los hechos, según el Código Penal vigente, deben ser calificados de abuso.

"No está lloviendo, Madrid está llorando", han coreado las concentradas, de todas las edades, acompañadas por decenas de hombres, en la protesta frente a la sede del Ministerio de Justicia, donde también han resonado consignas como "si tocan a una, nos tocan a todas", "basta ya de justicia patriarcal" o "quiero ser libre, no valiente".

"Este ministerio también es culpable", han gritado los manifestantes frente al número 45 de la calle de San Bernardo, sede del departamento ministerial, donde han exigido que los "jueces machistas" vayan "fuera de los juzgados" y han denunciado "justicia de mierda, la estáis juzgando a ella".

También se han preguntado "¿dónde está la ministra de Igualdad?", en referencia a Carmen Calvo, después de leer un manifiesto en el que han pedido "una justicia con perspectiva de género que emane del pueblo".

"Desde diferentes ciudades de España volvemos a decir, alto y claro, que no es abuso, es violación", ha recalcado el manifiesto, interrumpido a ratos con gritos de "vergüenza" por la sentencia de Manresa.

Bajo la lluvia, han exigido la "modificación urgente del Código Penal y que se aplique el artículo 35 del Convenio de Estambul, porque sin consentimiento explícito, lo demás es violación".

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING