Domingo, 21.04.2019 - 10:58 h
Lotería Navidad 2018

¿Décimo de la Lotería de Navidad a medias? Cómo pagar menos impuestos

No hay que olvidar que si damos un pellizco del premio a un familiar, una vez cobrado el premio, hay que pagar el impuesto de donaciones.

Administración de lotería
Administración de lotería / EP

La Lotería de Navidad es un fijo en los gastos de diciembre. De media cada español 'invertirá' unos 67,56 euros, 1,4 euros más que en 2017. A esto habrá que sumar los gastos en regalos, ropa, decoración, comidas con compañeros, amigos, familiares... Aunque los gastos del último mes del año se incrementan respecto a otros, parece que renunciar a la compra de los décimos es casi imposible. ¿Cómo voy a comprar solo uno? ¿Y si toca en el bar donde desayuno todos los días? ¿Y si sale el número que jugué el año pasado? ¿Y si le toca al compañero que va a comprar uno en Doña Manolita? Son algunos de los pensamientos que se activan en el hemisferio emocional del cerebro que nos hace que no podamos frenar a la hora de comprar un décimos. Una buena fórmula de ahorro es compartirlo con amigos. ¿Pero qué sucede si toca? Y otra duda generalizada:  ¿Qué hay que hacer si nos sentimos generosos y queremos compartir el Gordo?

Desde iAhorro aconsejan que, antes de cobrarlo, hay que saber si nos quedaremos con el premio íntegro o no. "Si das una cantidad de dinero a un familiar, por ejemplo, una vez cobrado el premio tendrás que pagar el impuesto de donaciones y dependiendo de parentesco y comunidad autónoma puede ser muy caro. Lo más conveniente es repartir el décimo antes y que cada uno liquide alícuotamente la cantidad que le corresponde a la hora de cobrar el impuesto. Tiene el mismo resultado cobrar una persona El Gordo que hacerlo cinco personas, pero sin pasar por donaciones”, señalan los expertos.

En el caso de hacer un regalo, por ejemplo un coche, pasa lo mismo. "Fiscalmente es igual, tendrás que declarar el importe del regalo por el impuesto de donaciones. Por comodidad creo que siempre mejor el dinero, pero el coste fiscal es igual", apunta Antonio Gallardo.

Y por si este año la diosa Fortuna nos sonríe en exceso, en el caso de ganar una cesta con premios el 22 de diciembre es interesante saber cómo se deben pagar esos impuestos. "Es un problema grave. Aunque el sorteo esté relacionado con el número que toque en el gordo no deja de ser un sorteo particular y por tanto sujeto a IRPF y si el valor es muy alto (las hay que superan 300.000 euros en premios) el tipo puede ser el máximo, de un 48%-52% en algunas comunidades; es decir, ganas 350.000 euros y tienes que pagar hasta más de 175.000 euros. Si fuera dinero no habría problema a pesar del duro palo que recibe el ganador en comparación del 20% del premio gordo de Loterías, pero vender coches, ordenadores o lo que conlleva no es tan inmediato y también supone muchas veces perder dinero. Lo más efectivo es que se sustituya estas cestas por objetos que al menos permitan una mejor liquidez como lingotes de oro. Son muy espectaculares pero peligrosas”, concluye.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios