Miércoles, 29.01.2020 - 21:24 h

Declaran los tres presuntos cómplices del crimen, que niegan su implicación

El juicio por la violación y muerte de Marta del Castillo celebrará mañana su tercera sesión con la declaración de los tres presuntos cómplices del asesino confeso, Miguel Carcaño, quienes en anteriores declaraciones han negado haber conocido o participado en el traslado del cuerpo.

Sevilla, 18 oct.- El juicio por la violación y muerte de Marta del Castillo celebrará mañana su tercera sesión con la declaración de los tres presuntos cómplices del asesino confeso, Miguel Carcaño, quienes en anteriores declaraciones han negado haber conocido o participado en el traslado del cuerpo.

El primer acusado que declarará ante la Sección Séptima de la Audiencia es Samuel Benítez, de 21 años, para quien el fiscal pide ocho años de cárcel y que en sus declaraciones ante el juez atribuyó su primera confesión al ser detenido el 14 de febrero de 2009 a las "presiones" de la Policía.

Este joven ha aportado ocho testigos que ratificaron su coartada de que estuvo con ellos durante toda la noche del crimen, el 24 de enero de 2009, en la barriada de Montequinto en Dos Hermanas (Sevilla) hasta que hacia las 2.30 horas de la siguiente madrugada se desplazó a Sevilla y se incorporó al dispositivo de búsqueda de Marta por lugares de "botellona".

La novia de Samuel declaró al juez de instrucción que estuvo con él en Montequinto toda la noche excepto en la franja situada entre las 21.30 y las 23 horas, cuando ella regresó a su casa para cambiarse de ropa, pero en ese lapso su coartada fue ratificada por otros testigos.

El segundo acusado, Francisco Javier Delgado, hermano mayor de Miguel, también ha negado haber participado en el traslado del cuerpo y ha aportado el testimonio de su exesposa, con la que estuvo cenando en compañía de su hija de corta edad a la hora en la que, según Miguel, se produjo la operación para sacarlo del piso.

A las 23 horas, Delgado asegura que recogió a su actual novia y acusada en su coche, estuvo con ella hasta que a las 00.30 horas la dejó estudiando en el piso de León XIII y él se fue a trabajar en el bar que regentaba en el barrio sevillano de Nervión.

Según su defensa, tampoco pudo participar de madrugada en el traslado del cuerpo porque las antenas de móviles y los registros de consumiciones del bar lo sitúan a las 23.55 horas, a la 1.30 horas, a las 2.01 y a las 3.01 horas en dicho establecimiento de la calle Juan Cavestany, a considerable distancia de León XIII.

La actual novia y tercera imputada, María García, para quien el fiscal pide cinco años de cárcel, ha declarado hasta ahora que llegó al piso a las 00.15 horas, estuvo estudiando en un sillón tipo relax del salón hasta las 02.00 horas, cuando llamó a su novio y le comentó que se estaba quedando dormida y se iba a acostar.

A continuación, ha asegurado que no oyó ni vio nada extraño.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING