Martes, 26.03.2019 - 20:18 h
Tras meses de polémica

El Decreto que permitirá reducir coches VTC afronta su reválida en el Congreso

La nueva norma sobre este transporte urbano debe recabar el respaldo de la mayoría simple de la Cámara Baja para lograr la convalidación.

Un cohe con licencia VTC -Uber o Cabify- circula por Madrid
Un coche con licencia VTC -Uber o Cabify- circula por Madrid. / RICARDO RUBIO/Ep

El Real Decreto Ley que abre la puerta a suprimir licencias de vehículos de alquiler con conductor (VTC), los que dan servicio a plataformas de firmas como Uber y Cabify, afronta mañana jueves su examen en el Congreso. La nueva norma sobre este transporte urbano debe recabar el respaldo de la mayoría simple de la Cámara Baja para lograr la convalidación. El PP no prevé respaldar la nueva norma, según informaron a Europa Press en fuentes parlamentarias.

El pleno que debatirá y votará sobre el Decreto se celebrará en tanto taxistas y conductores de VTC secundarán sendas concentraciones en los aledaños de la Cámara Baja, y constituye un nuevo hito en la 'batalla' que este sector y el del taxi mantienen desde hace años. La nueva norma, aprobada por el Gobierno a finales de septiembre, no ha satisfecho a ninguna de las dos partes, si bien el sector de VTC, a través de su patronal Unauto, ha reclamado que no se convalide, mientras el taxi ha pedido su ratificación.

El Real Decreto Ley, mediante una reforma a la Ley de Ordenación de Transportes Terrestres (LOTT), abre la puerta a que, dentro de cuatro años, los ayuntamientos puedan limitar, e incluso suprimir vehículos de VTC en cada una de sus ciudades. En ese plazo, todas las actuales licencias de VTC, unas 12.100 en todo el país, la mitad de ellas en Madrid, perderán la habilitación para prestar servicio urbano, el que constituye su principal negocio y en el que compiten con el taxi. Sólo podrán realizar trayectos entre ciudades, una actividad que apenas prestan actualmente.

A partir de ese momento, corresponderá a cada ayuntamiento decidir si otorga licencias urbanas de VTC y en qué cuantía. En ese caso, las empresas del ramo deberán solicitar esas autorizaciones para operar dentro de las ciudades. El Decreto establece la moratoria de cuatro años a estas licencias a modo de indemnización, para que sus titulares puedan amortizar la inversión que realizaron en ellas y sus vehículos. La nueva norma también permitirá a comunidades autónomas y consistorios, en este caso desde el momento en que se aprobó, a entrar a regular la prestación de los servicios de las empresas como Uber y Cabify, al igual que ya hacen con el taxi. Así, podrán determinar sus recorridos máximos y mínimos, los horarios, las condiciones de precontratación de los trayectos e incluso las características de sus vehículos.

'Guerra' VTC-Taxi

Con este Real Decreto Ley, el Ministerio de Fomento pretende atajar la 'guerra' abierta desde hace años entre estos dos tipos de transporte urbano y favorecer su coexistencia. El conflicto tiene su origen en la expansión que, al calor de las nuevas tecnologías, ha experimentado en los últimos años el número de licencias de VTC, que actualmente sobrepasa ampliamente la proporción de una por cada treinta taxis que la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT) establece desde 2015 para concederlas.

No obstante, el vacío legal que se registró unos años antes de dicho ejercicio está propiciando que se sigan dando autorizaciones por vía judicial. Al cierre de septiembre, existían 12.142 VTC, uno por cada cinco taxis. La mitad de ellos circula por Madrid, con 6.076 coches, uno por cada algo más de dos taxis.

Ahora en Portada 

Comentarios