Miércoles, 11.12.2019 - 01:33 h

El delito de la pequeña agredida en Palma era "ser gorda" y querer jugar al balón

"Le dijeron que las niñas no pueden jugar al fútbol y que las niñas no valen para nada", según ha desvelado la hermana mayor de la pequeña, Melisa.

La familia de la pequeña denuncia que ya habían avisado a la dirección del centro antes de la agresión y que los menores agresores, inimputables penalmente, recibieron una "regañina, pero ni castigo, ni expulsión".

El delito de la pequeña agredida en Palma era "ser gorda" y querer jugar al balón

Recibió una paliza por parte de un grupo de doce menores de entre 12 y 14 años, en pleno recreo. Una paliza brutal tal y como confirma el parte médico en el que se desvela desprendimiento de riñón y fisura en las costillas. ¿El motivo? Según algunos testimonios su delito además de ser niña era ser gorda, en opinión de los agresores y coger la pelota de fútbol cuando se estaba acabando el recreo. "Le dijeron que las niñas no pueden jugar al fútbol y que las niñas no valen para nada", según ha desvelado la hermana mayor de la pequeña, Melisa. "Mamá, no queremos volver al colegio"

Algunas madres han asegurado que sus hijas tienen miedo de salir al recreo y quieren evitar encontrarse con los menores que están siendo investigados. Un drama. "Hasta que no les expulsen yo no llevo a mi hija al colegio, aunque sean menores tienen que saber que lo que han hecho está mal".

"A ese colegio ya no quiere volver. Se lo ha dicho a nuestra madre y pensamos que si no va a estar a gusto, mejor que se cambie", apuntó ayer una de las hermanas mayores de la víctima de la brutal agresión sufrida durante el recreo.

La decisión de cambiar de centro escolar se ha hecho extensiva a la hermana de 12 años de la víctima. Se dio la circunstancia de que tres días antes de que la pequeña recibiera la paliza en el patio, ella se quejó de que un niño le había dado patadas y le había llamado "gorda". "Varias niñas le habían esperado a la salida para tirarle del pelo", indican.

La policía desplegará unidades uniformadas en la zona del colegio de Son Roca (Palma) tras la agresión a este pequeña de 8 años. Estas unidades colaborarán al restablecimiento de la normalidad en el colegio y sus alrededores. La pregunta es ¿hasta dónde vamos a llegar?El cuerpo de seguridad ofrecerá al centro de forma prioritaria charlas y consejos sobre acoso escolar, riesgos de internet y otras materias, impartidas por policías nacionales, dentro del Plan Director para la mejora de la convivencia en el entorno escolar.La polémica y la indignación no cesan.  Melisa Suero, la hermana de la agredida ha lamentado la inacción de la dirección del centro, ya que tres días antes de que ocurrieran los hechos la madre se quejó a la dirección de los insultos y amenazas contra la pequeña y otra hermana cuatro años mayor.

En declaraciones a los periodistas a las puertas del colegio público Anselm Turmeda de este barrio de las afueras de la capital balear, la hermana de la niña agredida de 8 años ha dicho que su madre advirtió al centro en varias ocasiones de las amenazas que recibía. La llamaban gorda y le pegaban patadas.

Los menores agresores, inimputables penalmente, recibieron una "regañina, pero ni castigo, ni expulsión, nada más, tendrían que ser expulsados", se ha quejado Melisa.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING