Martes, 18.06.2019 - 16:00 h
En su mayoría de origen búlgaro

Desarticulada una banda itinerante de ladrones especializada en robar pisos

Tenía su base de operaciones en Getafe, pero contaba también con infraestructura de apoyo en Gijón, Valencia, Alicante y Barcelona.

Objetos intervenidos en la 'Operación Sofia'. /Policía Nacional/EP
Objetos intervenidos en la 'Operación Sofia'. /Policía Nacional/EP

Una banda de ladrones itinerantes especializada en el robo de pisos por todo el país, ha sido desarticulada por la Policía Nacional a raíz de las investigaciones iniciadas en Gijón en agosto del pasado año.

La banda, que actuaba por ciudades de toda España, tenía su base de operaciones en Getafe, pero contaba también con infraestructura de apoyo en Gijón, Valencia, Alicante y Barcelona donde residían otros miembros que se encargaban de recabar información y de dar cobertura y alojamiento a lo desplazados desde la capital.

En esas localidades, a las que viajaban periódicamente, actuaban un máximo de tres días para evitar llamar la atención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y así, en el momento que se detectaban los robos y se intensificaban los dispositivos de búsqueda, regresaban a Madrid para dar salida al botín conseguido, según informa la policía.

La llamada 'operación Sofía' se ha saldado con detenciones en Madrid, Barcelona, Alicante y Gijón de siete presuntos integrantes de esta banda que, según las mismas fuentes, se encontraba altamente profesionalizada y perfectamente estructurada.

Todo tipo de métodos

La banda utilizaba varios métodos para la apertura de las puertas adaptándose a las peculiaridades de las cerraduras instaladas, por lo que siempre portaban un extenso material para superar las posibles dificultades de acceso, desde tarjetas plásticas para la técnica del resbalón, a saca-cilindros para la extracción de los bombines y herramientas empleadas en la fractura de las cerraduras, así como llaves especiales usadas para el método "bumping".

Los detenidos, en su mayoría de origen búlgaro y con edades comprendidas entre los 30 y 40 años, han sido puestos a disposición judicial acusados de delitos de robo con fuerza y violencia en viviendas, receptación y pertenencia a banda criminal.

Tras los registros efectuados en sus viviendas, de las que se recuperaron joyas y numerosos objetos sustraídos, la Policía da por esclarecidos trece robos, aunque la operación sigue abierta.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios