Desmantelada una red que alunizaba en concesionarios y comercios de lujo


La Guardia Civil ha desarticulado una organización criminal especializada en robos por alunizaje o mediante el uso de mazas o bates de béisbol, que perpetraba en concesionarios de vehículos y establecimientos de lujo, algunos en la denominada “milla de oro” de Madrid.
Según informó la Guardia Civil, la operación se ha saldado con la detención de los seis integrantes de la banda y la recuperación de una veintena de vehículos que utilizaba y de gran cantidad de artículos de lujo robados, varias armas y utensilios para cometer los robos.
La operación ha permitido esclarecer, hasta el momento, una docena de robos con fuerza perpetrados en Madrid, Extremadura y Castilla-La Mancha, pero se investiga su posible relación con cerca de medio centenar de hechos delictivos.
Las investigaciones se iniciaron en septiembre de 2011 tras producirse un robo con violencia en una empresa ubicada en Valdemoro. Gracias al visionado de las cámaras de seguridad, se identificó a uno de los integrantes del grupo, a quien ya se había investigado en otras ocasiones por hechos similares.
"EL PIOJO" Y "EL CALAMBRE"
El esclarecimiento del entramado situó en la cabeza de una férrea jerarquía a un joven apodado “El Piojo” y a su lugarteniente “El Calambre”. Los coches robados se almacenaban y despiezaban en una nave que tenían alquilada en Aranjuez; solían ser de gran cilindrada y los utilizaban durante un espacio muy corto de tiempo.
A uno de los sospechosos se le detectó en un vehículo al que los agentes no pudieron dar alcance, pero comprobaron que había sido sustraído de un concesionario donde de donde habían robado otros 18. Al día siguiente se recuperó ese vehículo.
"El Piojo" logró eludir en principio su detención ocultándose varias horas en el interior de una alcantarilla o en ropa interior en un doble fondo de la vivienda. Al final se le localizó y, una vez identificados el resto de miembros de la banda, desde el pasado martes se procedió a su arresto.
La Guardia Civil ha realizado en total nueve registros domiciliarios en Madrid, Aranjuez, Seseña y el poblado de El Ventorro, y no descarta ulteriores detenciones.

Mostrar comentarios