Lunes, 10.12.2018 - 14:51 h
En Madrid

Detenidas cuatro personas especializadas en reventar cajeros con explosivos

Los arrestados se hicieron con importantes sumas de dinero en efectivo que la Policía Nacional ha recuperado tras el registro de las viviendas. 

Un agente de la Policía Nacional en imagen de archivo
Un agente de la Policía Nacional en imagen de archivo / EP

La Policía Nacional ha detenido este lunes en Madrid a cuatro personas acusadas de pertenecer a una banda especializada en atracar diversos bancos utilizando material explosivo para reventar cajeros y haciéndose con importantes sumas de dinero en efectivo. 

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid, se han esclarecido nueve atracos, recuperado parte del dinero robado, cerca de 1.000 monedas de dos euros falsas e incautadas 150 plantas de marihuana y diversos elementos pirotécnicos. Igualmente, ha indicado que la investigación aún no se ha dado por concluida.

La detención se produjo siguiendo las pesquisas de un aumento de este tipo de robos en los alrededores de la capital, uno de ellos perpetrado en agosto en la capital en el que participaron cuatro personas que huyeron en un coche robado. Días más tarde el vehículo fue localizado, por lo que los investigadores le sometieron a vigilancia para descubrir si volvía a ser empleado para otro robo.

Y así fue pues un grupo de personas se subió a ese coche tras bajarse de otro también robado. Con ambos vehículos los atracadores se dirigieron a un establecimiento de Getafe y robaron una caja con dinero. Después del golpe, sus ocupantes dejaron los coches en el barrio de Campamento y huyeron en otros dos vehículos, este vez legales, si bien la Policía consiguió interceptar uno y detener a sus dos ocupantes.

Las pesquisas se centraron en localizar a los otros dos atracadores, que volvieron a atracar en varias ocasiones, aunque en una de ellas no pudieron llevarse el botín porque la Policía los fustró. En su último atraco en noviembre, los atracadores dejaron esparcidos billetes e incluso restos de sangre, lo que evidenciaba que uno de los autores había sufrido un corte.

Tras identificarlos, la Policía determinó la vigilancia de sus domicilio y finalmente han sido detenidos en sus respectivos domicilios uno en Yepes, Toledo, con casi 7.000 euros encima y con un profundo corte en una de sus manos, y otro en Madrid.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios