Miércoles, 18.09.2019 - 01:31 h
Sucesos

Detienen a un preso que mató a su mujer y permanecía huido tras un permiso

El recluso pudo salir en contra del criterio del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria, por decisión de la sección sexta de la Audiencia de Las Palmas.

detenido en un barranco del sur de Gran Canaria a Juan Francisco Mejías
Detenido en un barranco del sur de Gran Canaria a Juan Francisco Mejías / EFE

La Policía ha detenido en un barranco del sur de Gran Canaria a Juan Francisco Mejías, el preso que cumplía 22 años de cárcel en Las Palmas II por haber matado a su mujer en 2004 y que permanecía huido desde el pasado 28 de diciembre, cuando no regresó a prisión tras un permiso de tres días, según ha confirmado la Jefatura Superior de Canarias.

Los agentes consiguieron averiguar que el recluso pernoctaba en medio de un cañaveral del barranco de Taidía, en el municipio de San Bartolomé de Tirajana, y establecieron una vigilancia sobre la zona que permitió localizarlo anoche.

Al percatarse de la presencia policial, Mejías se escondió en una finca cercana pero fue descubierto y arrestado. Al cachearlo, los agentes le requisaron un cuchillo de 25 centímetros de hoja. Mejías, de 53 años, tenía pendientes otras dos órdenes de detención dictadas por juzgados de la isla de Gran Canaria.

Juan Francisco Mejías no solo cumplía condena por haber matado a su esposa hace 15 años en Telde (Gran Canaria), sino que, además, sobre él pesaban dos órdenes de alejamiento de otras dos mujeres, a las que se habían concedido medidas de protección.

El recluso obtuvo el permiso que le permitió darse a la fuga en contra del criterio del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria, por decisión de la sección sexta de la Audiencia de Las Palmas.

Ante la alarma generada por el caso, el presidente de ese tribunal, Emilio Moya, explicó en un comunicado que en su decisión no se tuvieron en cuenta "informaciones oficiosas que no obran en el expediente" del recluso, sino la opinión de la Junta de Tratamiento de Las Palmas II, que tasó en un 5 % su riesgo de fuga.

Además, añadía el magistrado en sus explicaciones, se valoró que el preso había cumplido las tres cuartas partes de su condena de 22 años de cárcel y, "sobre todo", que había disfrutado "de cuatro permisos anteriores sin incidencia alguna".

En los archivos judiciales constan autorizados a Juan Francisco Mejías cuatro permisos sin incidencias: un primero resuelto de forma positiva directamente por el juez de Vigilancia Penitenciaria, que no fue recurrido por el Ministerio Fiscal; un segundo de seis días autorizado por el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Las Palmas; el tercero autorizado por el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria bis (hoy 3) y ratificado por la Audiencia -desestimando el recurso en contra del Ministerio Fiscal- y el cuarto concedido de nuevo por el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 3 por auto de 5 de junio de 2018, tampoco recurrido.

"En estas circunstancias", razonó la Audiencia de Las Palmas al autorizarle salir por quinta vez, "no existe obstáculo alguno para que le sea autorizado un nuevo permiso ordinario de tres días"

Ahora en Portada 

Comentarios