La factura retoma su escalada

Díaz cierra filas con Sánchez entre la presión de UP por la energética pública

La ministra de Trabajo alaba la promesa del presidente para bajar la luz en medio de las presiones de altos cargos de Podemos para crear una empresa pública de energía, una opción que rechaza el presidente.

Yolanda Díaz
Yolanda Díaz
EP

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se ha mostrado "satisfecha" con el compromiso asumido por el presidente, Pedro Sánchez, para bajar el precio de la electricidad antes de que acabe el año, porque "se ha convertido en el gran problema de este país", aunque ha advertido de que ya hay que "pasar de las palabras a los hechos". Díaz ha hecho estas declaraciones junto al secretario general de Podemos Asturies, Daniel Ripa, momentos antes de participar en la Universidad Popular organizada por la formación morada este fin de semana en Gijón para hablar sobre "Un nuevo proyecto de País: vida buena y trabajo decente".

"Me alegro de que el presidente se comprometa a bajar la factura de la luz antes de que acabe este año" y de que este ejercicio no se pague más por la luz que en 2018, ha señalado la ministra de Trabajo que, no obstante, ha recordado que en el año de referencia señalado por Sánchez el megavatio hora, aunque mucho más barato que el actual, "tenía un precio muy elevado y estaba a 57 euros".

Tras afirmar que es preciso agilizar y abordar por el trámite de urgencia todas las medidas que permitan bajar el precio de la luz, la vicepresidenta ha criticado la falta de coherencia que se da entre las filas populares por pedir que se bajen los impuestos, pero no votar con el Gobierno las rebajas que se han decidido en el de generación eléctrica o la reducción del IVA del 21 al 20 por ciento, que supondrá la pérdida de 1.400 millones de euros de recaudación. Díaz ha reconocido que hay "mucha gente preocupada" por unos precios que se han convertido "en el gran problema de este país, para las familias, pequeñas empresas, autónomos, y también para que la recuperación sea justa" y ha asegurado que el anuncio hecho por Sánchez supone "escuchar lo que venía diciendo Unidas Podemos"

Todo cuando el presidente del Gobierno ha asegurado la propuesta de Unidas Podemos para crear una empresa pública de energía se discutió en el programa de coalición "y quedó fuera". "No forma parte del acuerdo de coalición. Por tanto, el Gobierno no se siente concernido por esa propuesta", aseguró en una entrevista publicada este domingo en 'El País'. Respecto a si esta crisis puede romper el Gobierno de coalición, Sánchez afirma que se han cumplido ya el 34% de los compromisos firmados, se alcanzará un 38% en este semestre, y que continuará con el Gobierno PSOE-Unidas Podemos "hasta el último día".

"Estamos logrando cosas muy importantes, subir el salario mínimo, aprobar una ley de eutanasia, revertir recortes que se hicieron en el pasado, por ejemplo, en dependencia o en educación. Ellos están asimilando ese tránsito entre el activismo social y la política institucional. Pero desde el punto de vista de la lealtad, en las votaciones importantes Unidas Podemos siempre ha estado del lado del Gobierno. ¿Los decibelios podrían ser un poco más bajos? Por supuesto", declaró Sánchez.

Mostrar comentarios