La Diputación aprueba sus cuentas de 2015 con liza política sobre su grado de ejecución

EUROPA PRESS

El pleno de la Diputación de Sevilla, reunido este jueves en sesión ordinaria, ha aprobado sus cuentas generales correspondientes al ejercicio 2015, así como las de sus organismos autónomos y sociedades provinciales. Mientras la oposición ha criticado que hay partidas sin ejecutar y "excedentes" económicos pese a las necesidades de inversión, el Gobierno provincial socialista defiende que la ejecución presupuestaria roza "el 90 por ciento".

Las cuentas generales consolidadas de la institución provincial han sido aprobadas con el voto a favor del Grupo socialista, que goza de mayoría absoluta, y la abstención del resto de grupos; PP, IU-CA, Participa Sevilla y Ciudadanos.

Durante el debate plenario, Javier Millán (C's) ha criticado el "deficiente grado de ejecución de las partidas" destinadas a las inversiones, lamentando la "inexistente" ejecución de las partidas dedicadas a la "coordinación de la gestión del agua". "Hay que planificar mejor las ayudas a los municipios", ha agregado, lamentando que muchas de las mismas se concentren en el último tramo del ejercicio, lo que según expone constituye un problema para los ayuntamientos a cuenta de los plazos.

Desde las filas de IU-CA, Engracia Rivera ha criticado que la Diputación salde sus cuentas, año tras año, "con excedentes de tesorería". "La Diputación tiene 160 millones de euros apalancados en cuentas bancarias, mientras hay ayuntamientos que no pueden pagar sus nóminas", ha aseverado, señalando en paralelo que desde 2010, el capítulo de personal haya bajado en "once millones de euros". Tal extremo, a su juicio, está afectando a la prestación de los servicios de la institución.

LOS ENTES PROVINCIALES

Por el PP, Virginia Pérez ha señalado el resultado negativo cosechado año tras años por "determinados" entes satélite de la Diputación, como las sociedades provinciales Prodetur, Inpro o Sevilla Activa, planteando una vez más la idea de que tales entidades desaparezcan, y sus recursos, funciones y personal sean asumidos por la propia Diputación. "¿Podemos seguir manteniendo determinadas entidades?", ha preguntado retóricamente, lamentando además que haya diferentes partidas sin "nada" ejecutado.

Por Participa Sevilla, Julián Moreno se ha opuesto a la "gestión política" del PSOE y ha reclamado "ampliar la información pública" de las cuentas de la institución y "hacerla más accesible". Finalmente, Ciudadanos y Participa han criticado además la convocatoria promovida por el Consorcio Provincial de Aguas, dependiente de la Diputación, para cubrir un puesto de gerente.

Después de que dicho procedimiento se saldase con la controvertida contratación del exconcejal socialista Blas Ballesteros, Millán ve "nulo" el nombramiento al no ostentar Ballesteros la condición de funcionario público, mientras el PP, en la misma línea, ha lamentado esta contratación por unos 69.800 euros al año, para una inversión anual de sólo 3.300 euros que contempla el Consorcio Provincial de Aguas.

EL PORCENTAJE DE EJECUCIÓN

Los socialistas, primero Trinidad Argota como portavoz del Gobierno provincial y después Fernando Rodríguez Villalobos como presidente de la institución, han defendido finalmente que la ejecución de los presupuestos consolidados de 2015 roza una media "del 90 por ciento", un porcentaje "muy significativo" dada la "envergadura" de los presupuestos provinciales. "Se hace lo mejor posible. Saldamos los años con superávit y ese dinero lo ponemos en manos de los ayuntamientos", ha dicho Villalobos, mientras Argota ha recordado que la misión del Consorcio Provincial de Aguas es "coordinar" actuaciones, pero no invertir en ellas como tal.

Mostrar comentarios