Domingo, 19.08.2018 - 23:38 h
En el centro de Madrid 

Graves disturbios en el barrio de Lavapiés en protesta por la muerte de un mantero

Un senegalés murió de un paro cardíaco pero la Policía niega que escapara de un control. Hay 20 heridos y seis españoles detenidos. 

Contenedores incendiados en la calle Mesón de Paredes con la calle del Oso, en el barrio de Lavapiés de Madrid, tras la muerte de un mantero de un paro cardíaco durante un control policial contra el top manta en el barrio de Lavapiés de Madrid. Tras el su
Durante los disturbios se incendiaron contendores y papeleras. / EFE 

Quema de contenedores y cajeros, barricadas, destrozos en el mobiliario urbano... El madrileño barrio de Lavapiés se convirtió la noche del jueves en un auténtico campo de batalla tras la muerte de un mantero identificado como Mmame M. El senegalés falleció de un paro cardíaco cuando se desplazaba desde Sol hacia Lavapiés y desató las protestas de los vecinos. Los graves incidentes registrados se saldaron con un total de 20 personas heridas, 16 de ellos agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional y seis personas de nacionalidad española detenidas, entre ellas un mejor y una mujer.

Del total de heridos, los 16 agentes de la Policía que han tenido que recibir asistencia médica presentaban contusiones de carácter leve. Además, otras cuatro personas que participaban en las protestas han sufrido heridas de carácter leve. Se trata de un hombre que presentaba cortes en la cara y el cuello y que ha precisado traslado hospitalario para sutura y otro con una contusión en la cabeza que ha sido dado de alta en el lugar.

Según pudo presenciar Efe, los protagonistas de esta protesta han quemado bolsas de basura a la entrada de la boca del Metro de Lavapiés, lo que ha obligado a los vigilantes de seguridad a retener a los viajeros que se apeaban en esta parada durante unos minutos.

Cuando los pasajeros han salido a la plaza, han podido observar diversos focos, así como la llegada de varias furgonetas de las Unidades de Intervención Policial -los antidisturbios- para controlar la situación.

A su vez se ha cortado al tráfico la calle Valencia, que une la Ronda de Atocha con la plaza de Lavapiés, donde se ha producido la muerte del joven senegalés, que estaba vendiendo perfumes y al percatarse del control de la Policía Municipal, ha emprendido la huida lo que, al parecer, ha provocado su fallecimiento de un paro cardíaco. 

Hasta la plaza están llegando también los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid para sofocar los pequeños incendios provocados por las personas que se iban concentrado en protesta por la muerte del joven senegalés. En todas las calles que confluyen en la Plaza de Lavapiés hay contenedores volcados y diversos desperfectos ocasionados por la protesta.

Varios encapuchados arrancaron señales 

Pasadas las 22,00 horas de la noche, en la calle Argumosa varios encapuchados han arrancado la señalización viaria y han quemando árboles de la vía, mientras los vecinos han reclamado a gritos la presencia de los bomberos y han arrojado agua para sofocar las llamas.

Los antidisturbios están instando a los ciudadanos a que desalojen la plaza de Lavapiés y pongan fin a la protesta. 

Policías antidisturbios intentan calmar la tensión
Policías antidisturbios intentan calmar la tensión / EFE

Graves disturbios en el barrio de Lavapiés en protesta por la muerte de un mantero

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios