Jueves, 20.09.2018 - 02:28 h
Las autoridades no les restan protagonismo

El respeto a las víctimas se impone en el homenaje; la política, en segundo plano

Las víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils han sido los verdaderos protagonistas de los actos de recuerdo a su memoria.

Ofrenda floral en la Rambla
Las víctimas, durante la ofrenda floral celebrada en la Rambla un año después de los atentados de Barcelona y Cambrils. / Efe

El deseo de las víctimas se ha cumplido. Los actos de homenaje en recuerdo de los atentados del 17-A en Las Ramblas y Cambrils han estado totalmente centrados en quienes perdieron la vida o resultaron heridos, mientras que la política ha quedado en un segundo plano. Así ha sucedido con la llegada de los Reyes, a pesar de la polémica surgida desde la noche anterior con las pancartas que han colgado en diferentes puntos de Barcelona en su contra. Y también a pesar de las declaraciones que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha hecho a primera hora de la mañana recordando la figura del exconseller de Interior Joaquim Forn, que está en la cárcel, y de Trapero.

La pasada madrugada, grupos soberanistas colgaron una pancarta contra el Rey en la plaza de Cataluña que fue retirada por los Mossos sobre las 5.00 de la mañana, pero que a las 7.25 horas de esta mañana volvía a estar colgada.  Al recolocarla completamente por la mañana, la pancarta ha vuelto a mostrar la imagen del Rey invertida junto a la leyenda, escrita en inglés: "El Rey español no es bienvenido en los Países Catalanes"

Pero no ha sido la única, ya que una segunda ha sido expuesta en la fachada de un edificio de Las Ramblas, donde se ha celebrado a las 10.00 una ofrenda floral a las víctimas. En ésta puede puede verse una imagen del Rey Felipe VI y del de Arabia Saudí estrechándose las manos. Incluye dos frases en inglés: "Sus guerras, nuestros muertos" y "Cataluña en solidaridad con las víctimas". En la parte inferior de la pancarta puede verse asimismo una bandera independentista.

Si bien los Reyes de España han llegado este viernes a la plaza de Catalunya, donde se celebran los actos de homenaje a las víctimas de los atentados del 17 de agosto, acompañados del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la Delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, sin ningún tipo de incidencia.

De hecho, la llegada de los monarcas ha sido acogida con aplausos y algunos gritos de "viva el rey", mientras en una de las fachadas de la plaza sigue colgada la pancarta, que según los Mossos solo la alcaldesa Ada Colau tiene potestad para retirar. Felipe VI y doña Letizia han saludado a las autoridades presentes, entre las que se encontraban el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y la mujer del exconseller de Interior Joaquim Forn, en prisión preventiva, Laura Masvidal.

Ofrenda floral en Las Ramblas

Los familiares de las víctimas mortales del atentado del 17 de agosto del año pasado en Barcelona y Cambrils (Tarragona) han protagonizado a primera hora de la mañana una sobria y emocionada ofrenda floral ante el mosaico de Joan Miró en La Rambla, donde también han depositado flores las principales autoridades catalanas.

Los padres de Xavi, el pequeño de Rubí (Barcelona) que perdió la vida con apenas tres años, encabezaban la concentración, con personas que no han podido reprimir sus lágrimas al llegar a ese punto de La Rambla barcelonesa, donde terminó su macabro recorrido la furgoneta que perpetró el atentado. 

Las personas que se encontraban en los aledaños del Pla de l'Os han aplaudido, especialmente, a los familiares, algunos de los cuales se abrazaban entre ellos, tras dejar sus flores en unos pequeños contenedores cilíndricos que se han colocado allí. La delegación política estaba encabezada por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, el presidente del Parlament, Roger Torrent, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios