Jueves, 18.07.2019 - 22:17 h
'Conecta Mayores - Conecta Jóvenes' de la Fundación Balia

Abuelos youtubers: un proyecto convierte a los jóvenes en profesores para mayores

Busca un doble objetivo: que los adolescentes se pongan en el papel docente y que los veteranos, muchos jubilados, socialicen y eviten la exclusión.

Abuelos youtubers
El proyecto educativo 'Conecta Mayores - Conecta Jóvenes' de la Fundación Balia / EP

La iniciativa 'Conecta Mayores - Conecta Jóvenes'  ha sido galardonada con uno de los premios Miguel Hernández que concede el Ministerio de Educación a los mejores proyectos de educación para personas adultas. El proyecto de la Fundación Balia cuenta actualmente con más de un centenar de jóvenes, estudiantes de Secundaria y Bachillerato, reclutados para impartir clases a unos 600 mayores en diversos centros de la capital.

El proyecto educativo convierte a los adolescentes en 'profesores' de tecnología e informática para mayores con ganas de aprender a manejar el ordenador y los 'smartphones'. Un proyecto con un doble objetivo: que los jóvenes se pongan en el papel de docente y que los veteranos estudiantes, muchos jubilados, socialicen y eviten la exclusión.

"El gran objetivo es romper la brecha digital, pero también que se produzca el acercamiento intergeneracional", explica Esteban Rodríguez, coordinador del proyecto, en el instituto público Príncipe Felipe, donde estos jóvenes de 14 a 16 años dedican varias tardes a la semana para enseñar a personas de la edad de sus abuelos.

Las aulas del proyecto 'Conecta' son como el mundo al revés. "¿Uso el 'emoticono'?", pregunta una señora septuagenaria. La clase es sobre el uso de la red social Whatsapp, y el joven explica cómo silenciar las notificaciones en el móvil o se cambia el fondo de pantalla mientras otro chaval pasea por los pupitres para ayudar a los mayores. Luce peinado de futbolista, 'piercing' en la oreja, chándal completo y zapatillas 'Air Max', y asiste a dos mujeres que, si se lo hubieran encontrado por la noche en una calle desierta, habrían agarrado fuerte el bolso.

Sin embargo, las señoras con blusas de estampados de flores le ofrecen sin temor sus móviles al joven, y este indica amablemente los pasos a seguir. "El proyecto también cambia la visión que tienen los mayores de los chavales", subraya la jefa de actividades extraescolares del centro, Maite García Osa, que lleva ocho años apostando por esta iniciativa.

"Son de la edad de mi nieta mayor, pero es muy bonito", hace constar Carmen, de 69 años, tras la clase de Youtube. "Repiten las cosas 20 veces, son majos de verdad, te dan confianza y nunca se cabrean", apunta Emilio, de 68 años, taxista jubilado que empezó de cero en esto de la informática.

Además, ejercer de profesores transforma a los adolescentes en mejores alumnos, ya que confiesan que la experiencia les hace más empáticos con sus profesores. "Yo antes hablaba más en clase", asegura Adrián, de 16 años, que se encarga de enseñar a manejar aplicaciones de Google. Además, descubrir el mundo de la informática a mayores que apenas han tocado un ordenador en su vida les reporta, a la fuerza, paciencia y comprensión.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios