Lunes, 23.10.2017 - 23:21 h

135 niños de entre cuatro meses y tres años han pasado por la Escuela de Educación Infantil de la UC

La mayor parte de los beneficiarios de este servicio son trabajadores y estudiantes de la Universidad de Cantabria

La mayor parte de los beneficiarios de este servicio son trabajadores y estudiantes de la Universidad de Cantabria SANTANDER, 16 (EUROPA PRESS) Ayudar a las familias para que sus miembros puedan conciliar su vida personal con la laboral y formar a los estudiantes de la Facultad de Educación -futuros profesionales de la educación infantil-, son los dos objetivos principales con los que nació, hace cinco años, la Escuela de Educación Infantil de la Universidad de Cantabria, que ofrece un servicio educativo a niños de entre cuatro meses y tres años. Por sus aulas, ubicadas en un edificio anexo al Colegio Público García Barredo (junto al campus santanderino de Las Llamas), han pasado durante este tiempo 135 pequeños pertenecientes a 120 familias. La mayor parte de los beneficiarios de este servicio son trabajadores y estudiantes de la UC -100 familias de las 120 que han enviado a sus niños desde que la Escuela lleva abierta-, pero también pueden ocupar las plazas sobrantes los hijos de personas que no pertenezcan a la comunidad universitaria. En todo caso, el espacio educativo no se queda nunca vacío y la cantidad de solicitudes que se reciben se entiende al conocer los detalles del proyecto. 'La atención es buena tanto desde el punto de vista cuantitativo como del cualitativo'. 'Aquí trabaja un equipo de nueve personas muy bien formadas, algunas de ellas en la Facultad de Educación de la Universidad', explica la directora del centro, Olga Meng. La Escuela de Educación Infantil, dependiente del Vicerrectorado de Campus y Desarrollo Social, surgió con el objetivo de 'colaborar en la difícil tarea de conciliar la vida laboral y familiar', pero no sólo eso, ya que para sus responsables son básicos los presupuestos educativos. 'Este es un espacio donde los niños y niñas conviven, crecen y aprenden juntos', comenta Olga Meng. Dentro de un ambiente cuidado -las instalaciones son amplias y están adecuadamente dotadas-, los pequeños alumnos del centro van adquiriendo los hábitos claves para su vida cotidiana: dormir, jugar, comer, investigar, compartir, etc. La base teórica de toda esta concepción educativa se logra gracias al apoyo de los profesores e investigadores del Departamento de Educación de la Universidad de Cantabria. También transmiten la filosofía aprendida en las aulas los estudiantes en prácticas que pasan por la Escuela: cada año se convocan seis becas para trabajar en el centro entre tres y cuatro meses. El personal de la Escuela acude habitualmente a jornadas de formación, tanto internas como externas, y hacen visitas a escuelas de educación infantil de otros lugares de España. Así, la Escuela ofrece una doble formación: 'se forman los niños y niñas y también los adultos que los atienden', afirma Olga Meng. Todo ello tiene lugar en un espacio pensado y diseñado para responder a las necesidades educativas y a los intereses de los niños, que en el exterior del edificio cuentan con un jardín para los ratos de juego. 'Tienen materiales para manipular, investigar, explorar el entorno y trabajar colectivamente', cuenta la directora. Otro aspecto básico en este proyecto es la atención a la diversidad, que supone integrar a niños con necesidades educativas especiales para que participen de la vida cotidiana de la Escuela. Para ello colabora con los servicios educativos de atención temprana de la comunidad cántabra. Tampoco se olvida la imprescindible participación de las familias, 'que juegan un papel esencial en el proceso educativo'.CURSO 2009-10 La Escuela de Educación Infantil, dependiente del Vicerrectorado de Campus y Desarrollo Social, acoge ahora mismo a 50 niños en los dos turnos, de mañana y tarde, de modo que está al 100% de ocupación. En el aula de bebés hay nueve pequeños y luego están quince en el aula de 1 a 2 años, diecisiete en el aula de 2-3 y nueve en el aula de la tarde. El centro comenzará en septiembre de 2009 su sexto curso, para el cual se abre hoy, lunes, el proceso de solicitud de plazas, que finalizará el 28 de febrero.

Ahora en portada

Comentarios