Sábado, 16.12.2017 - 18:00 h

La Junta realizará cinco actuaciones de retirada de amianto en centros en las vacaciones de Navidad

Estas actuaciones, que están presupuestadas en 86.817 euros, se enmarcan en la planificación para la eliminación progresiva del amianto en las infraestructuras educativas aprobada por el Consejo de Gobierno el pasado 5 de julio.

En el colegio 'Las Infantas' de Jaén se retirará el deposito de agua hecho de fibrocemento y en la Escuela Oficial de Idiomas de la capital, se retirará parte de un tejado. En el municipio de Alcalá la Real, se realizarán tres actuaciones que eliminarán revestimientos laterales en la Escuela Oficial de Idiomas, el IES 'Antonio de Mendoza' y el CEIP 'José Garnica de Salazar'. Si bien estas tres últimas pueden considerarse dos actuaciones porque la EOI está dentro del mismo edificio del instituto.

Por último, en Torreblascopedro, se llevará a cabo otra de las cinco actuaciones, también se eliminará una cubierta de un pequeño gimnasio en el colegio de Infantil y Primaria 'José Artesano'. Todas estas intervenciones estarán finalizadas el 8 de enero.

Los trabajos se inscriben así en el plan de retirada progresiva del amianto, que se desarrollará en distintas fases hasta el año 2022 con una dotación presupuestaria de 60 millones de euros. El plazo y los recursos asignados a cada intervención dependen de la conservación y vida útil del material evaluado, de su dimensión, de su mayor o menor accesibilidad y de si requiere o no material de reposición.

La Agencia Pública de Educación realiza desde el pasado mes de julio un trabajo de inspección e inventariado para contar con un registro de infraestructuras educativas con presencia de este material, que es el primer paso del proceso de actuación en la planificación de retirada de amianto de centros educativos.

Dadas las especiales condiciones de seguridad que requiere la manipulación de este material, las empresas encargadas de su retirada deben pertenecer al registro de empresas con riesgo por amianto. Cabe recordar que la mera presencia de fibrocemento no debe ser motivo de alarma para la comunidad educativa.

Sólo si el material se manipula, perforándolo o cortándolo, o en menor medida si se rompe, puede haber riesgo de desprendimiento de partículas de amianto, situación que hasta el momento no se ha detectado en ningún centro escolar.

Ahora en portada

Comentarios