Jueves, 18.04.2019 - 17:07 h
Cambio de hora en España

El 31 de marzo toca adelantar el reloj: el Gobierno no llega a ninguna conclusión

La ministra portavoz Isabel Celaá anuncia que se seguirá debatiendo después de que la Comisión de Estudio no tenga ningún informe concluyente. 

Primavera
La astenia primaveral puede combatirse a partir de la alimentación / Pixabay

El próximo 31 de marzo tocará adelantar el reloj una hora, como se viene haciendo desde hace 45 años. Así lo ha anunciado la ministra portavoz Isabel Celaá durante la rueda de prensa después del Consejo de Ministro al concretar que "la comisión que lo estudia todavía no ha llegado a ninguna resolución".  

La ministra de Educación ha señalado que después de unos meses de investigación, la Comisión encargada de estudiar el cambio de hora no ha llegado a un acuerdo por todas las repercusiones sociales, culturales y económicas que tendría la modificación horaria. España lleva utilizando el mismo uso horario "desde hace 80 años y coincide con Alemania", decisión que se adoptó "durante el franquismo", ha explicado Celaá.

El cambio de hora estacional, sin embargo, se lleva practicando desde hacer 45 años, con el retraso del reloj en otoño y el adelanto en primavera, según la ministra. Sin embargo, la Comisión encargada del estudio de la fijación de un horario definitivo no ha llegado a "ninguna conclusión concluyente, debido a las repercusiones en todo sentido que tiene la medida".

Según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), seis de cada diez españoles quiere acabar con los cambios horarios y prefiere que en España rija el horario de verano. Aunque, según la ministra Celaá, algunos expertos han señalado la conveniencia de mantener el de invierno.

El pasado 4 de marzo, la Comisión de Transporte y Turismo del Parlamento Europeo aprobó como fecha límite el año 2021 para que los Estados miembros puedan abolir definitivamente el sistema de cambio horario. Según el borrador del informe, la propuesta de la Comisión obtuvo 23 votos a favor y 11 en contra. Celaá confía que tras las próximas elecciones europeas el próximo 26 de mayo, la nueva presidencia "acoja el estudio o no" de la situación.

La madrugada del próximo domingo 31 de marzo  se cambia la hora: a las 02:00 horas serán las 03:00 horas y dará comienzo el horario de verano, que se extenderá hasta el último fin de semana de octubre, cuando el reloj volverá al horario de invierno.

El cambio horario forma parte de la Directiva Europea que afecta a todos los Estados miembro de la Unión Europea con el objetivo de aprovechar mejor la luz solar por la tarde. Por tanto, el cambio es obligatorio y siempre se produce en las mismas fechas y horas en el conjunto de la UE, de modo que no existe la posibilidad de que un Estado miembro no aplique este cambio de hora.

Según el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital el cambio de hora se remonta a la década de los 70, con la primera crisis del petróleo, cuando algunos países decidieron adelantar el reloj para aprovechar mejor la luz natural del sol y consumir menos electricidad en iluminación. Desde 1981 se aplica como directiva que se renovaba cada cuatro años hasta la aprobación de la Novena Directiva, del Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión, en enero de 2001, que establece el cambio con carácter indefinido. En España, la Directiva se incorporó al ordenamiento jurídico nacional mediante el Real Decreto 236/2002 de 1 de marzo.

Según estimaciones del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, el potencial de ahorro en iluminación en España podría representar en torno al 5% del consumo eléctrico en iluminación, que equivale a unos 300 millones de euros.

La Comisión Europea asegura que la medida tiene impactos positivos en el ahorro energético, en los sectores de transporte, comunicaciones, seguridad vial, condiciones de trabajo, modos de vida, salud, turismo o el ocio. El adelanto de los relojes supondrá una hora menos de sueño para millones de europeos y un ahorro energético que se estima en unos 300 millones de euros en España, hasta el siguiente cambio horario.

Sin embargo, para llegar a este ahorro se debe realizar un comportamiento responsable en el hogar a la hora de prescindir de la iluminación artificial cuando no es necesaria, así como utilizar tecnologías de ahorro en iluminación por aprovechamiento de la luz natural en edificios del terciario y en industrias.

Ahora en Portada 

Comentarios