El abogado de Flores niega que se vendieran más entradas de las permitidas en el Madrid Arena

    • El abogado defensor del principal acusado por el caso Madrid Arena, Miguel Ángel Flores, ha negado vaya a solicitar un nuevo recuento de las entradas vendidas en la trágica fiesta de Halloween del 1 de noviembre de 2012.
    • José Luis Fuertes señala que su cliente no incumplió ningún deber como promotor, ya que su gestión fue totalmente reglamentaria.
La Fiscalía insiste en el sobreaforo y la "ausencia de organización" como los ejes de la tragedia del Madrid Arena
La Fiscalía insiste en el sobreaforo y la "ausencia de organización" como los ejes de la tragedia del Madrid Arena

El caso Madrid Arena está en su punto más álgido, el abogado defensor del principal acusado, Miguel Ángel Flores, ha negado este martes, que vaya a solicitar un nuevo recuento de las entradas vendidas en la trágica fiesta de Halloween del 1 de noviembre de 2012.

A la entrada de la Audiencia Provincial de Madrid, el abogado José Luis Fuertes ha señalado que el auto del juez"no son pruebas, sino indicios". Además ha indicado que su intención en el juicio va a ser demostrar que Flores, como promotor de la fiesta, no cometió ninguna irregularidad sobre la misma, ya que "la seguridad no dependía de él".

En el escrito definitivo del juezEduardo López-Palop, se señala que en aquella noche se produjo un"exceso de aforo"en el recinto, cuya capacidad es de 10.620 personas mientras que para la fiesta se llegaron a vender en torno a23.000 entradas.


El presunto ocultamiento de las urnas con las entradas vendidas para la fiesta es uno de los puntos más delicados del caso, en este tema Fuertes ha señalado que su cliente "jamás las escondió", ya que "nunca tuvo la llave del recinto".


"Vamos a probar que como promotor no incumplió ningún deber de cuidado, aunque está consternadísimo por los hechos"


Por otra parte, Fuertes ha señalado que el edificio "para ese tipo de eventos es mortífero" puesto que "solo tiene licencia para partidos de tenis".

Así ha explicado que en sala defenderán la tesis de que las personas que estaban en los baños "bajaron a tropel" y que el recinto municipal "no es apto para según qué tipo de eventos".

Respecto a esto el juez asegura en el auto que "la pista central del espacio no solo se encontrabasaturada,sino en una situación deaglomeración y contacto físico entre las personas, que las impedía desplazarse en la dirección deseada, situación deangustiapara muchas de ellas". A ello se añade el hecho de que se metiera"de golpe" a 3.000 personasa la pista central para disfrutar de la sesión del dj Steve Aoki.Flores no acudirá solo como acusado, sino que también acudirán (acusados de los mismos delitos) el exinspector jefe de la Policía Municipal,Emilio Monteagudo,el director general de Diviertt, empresa organizadora de la fiesta, Santiago Rojo Buendía y el jefe de personal de la misma Miguel Ángel Morcillo Pedregal. Asimismo, acudirán en calidad de acusados el exjefe de Seguridad de Madrid Destino, Rafael Pastor Martín, y el excoordinador de operaciones y proyectos deMadrid Espacios y Congresos (Madridec), Francisco del Amo López.


Fuentes recalca también en su defensa, que el botellón que se organizó a las puertas "no fue el organizador del mismo" y que Miguel Ángel Flores"no tiene la culpa" de esto. El abogado del principal acusado también ha negado que se vendieran legalmente más entradas de las permitidas.

Pese a todo el revuelo que este caso genera a nivel mediático es destacable que ningún cargo político está imputado en lo acontecido el 1 de noviembre del 2012.

Mostrar comentarios