Sábado, 04.04.2020 - 05:29 h

El alcalde de Elche dice que la situación de Amorós no afecta a la "estabilidad" del ayuntamiento

Elche (Alicante).- El alcalde de Elche, el socialista Alejandro Soler, ha asegurado hoy que la suspensión cautelar de militancia del concejal ilicitano Antonio Amorós no afectará a la "estabilidad" del ayuntamiento.

El alcalde de Elche dice que la situación de Amorós no afecta a la "estabilidad" del ayuntamiento

Elche (Alicante).- El alcalde de Elche, el socialista Alejandro Soler, ha asegurado hoy que la suspensión cautelar de militancia del concejal ilicitano Antonio Amorós no afectará a la "estabilidad" del ayuntamiento.

El pasado viernes, la dirección del PSPV-PSOE anunció la suspensión cautelar de militancia de Amorós (que poco antes dimitió como portavoz socialista en la Diputación de Alicante), a raíz de que su nombre apareciera en los informes policiales de la "Operación Brugal", que investiga supuestas irregularidades en la adjudicación del plan de residuos de la comarca de la Vega Baja.

Pese a ser apartado del partido, Amorós conserva el acta de diputado provincial y de concejal en Elche, ciudad donde el PSPV-PSOE tiene trece concejales, los mismos que el PP, aunque gobierna con el apoyo de la única edil de Compromís.

En declaraciones a los periodistas tras visitar las obras de renovación de la conducción de agua potable en la calle Solares, Soler ha afirmado que el caso de Amorós "no tiene ninguna afección ni a la gobernabilidad ni a la estabilidad del ayuntamiento de Elche".

Ha proseguido que siente "total tranquilidad" y que el grupo municipal socialista celebrará el próximo viernes una reunión en la que, "en función de las novedades que se hayan ido produciendo", tomará "la decisión que corresponda" sobre las futuras responsabilidades de Amorós.

Hasta ahora, éste dirige el área de Movilidad Urbana y Transporte, además de ser tercer teniente de alcalde.

Soler, que ya el pasado sábado expresó su respaldo y confianza en la inocencia de su concejal, ha señalado que tiene una "grave preocupación por la corrupción que está en las entrañas del PP", partido al que responsabiliza de la trama del caso Brugal y de haber creado una situación de "estado de excepción" en la Comunitat.

Ha reiterado que esta operación judicial va dirigida contra el presidente de la Diputación, José Joaquín Ripoll, del PP, la alcaldesa de Orihuela, la también popular Mónica Lorente, y tres concejales de este partido más en este último municipio.

"Es fundamental que se esclarezcan los hechos y que la Justicia actúe con prontitud para conocer el alcance de lo sucedido y que los ciudadanos puedan tomar las decisiones oportunas y cambiar el rumbo de esta comunidad", ha opinado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING