Sábado, 22.09.2018 - 05:57 h
Centrado en la educación

El altruismo de Ortega: dedica más 500 millones a proyectos sociales desde 2001

Este año ha donado 320 millones de euros para renovar equipos oncológicos en hospitales públicos españoles. 

Amancio Ortega
Amancio Ortega

Cuando Amancio Ortega decidió donar 320 millones de euros para la compra de equipos oncológicos no tardó en saltar el escándalo. Cientos de voces, especialmente desde la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública en diferentes autonomías, se alzaron para mostrar su rechazo al gesto de multimillonario, al que acusaban de querer ahorrarse impuestos gracias a una filantropía que consideraban interesada. No en vano solo el año pasado su multinacional tuvo unos dividendos de 1.300 millones de euros.

Sin embargo, lo cierto es que no era el primer donativo de este tipo que realizaba el dueño de Inditex. Desde que en el año 2001 pusiera en marcha la fundación, ha donado más de 500 millones de euros en España. Según los datos de la entidad, entre 2001 y 2015, la Fundación Amancio Ortega invirtió 121 millones en proyectos altruistas a los que habría que sumarle los 379 millones anunciados desde 2016.

El área educativa es una de las prioridades de la fundación de Ortega. De sus proyectos se benefician unas diez mil personas. Entre ellos destaca el programa de becas High School para que alumnos y profesorado puedan ampliar su formación en Estados Unidos y Canadá. Además, creó en 2014 del Centro Tecnológico de Formación en el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC), al que aportó un millón de euros, o el Máster en Producción Xornalística e Audiovisual de la Universidad da Coruña. Por otro lado, la institución firmó en 2012 un convenio con el Consorcio Galego de Benestar para construir nueve escuelas, de 750 nuevas plazas de educación infantil de 0 a 3 años, a las que destinó 27 millones de euros.

Tampoco ha querido descuidar Ortega a los más castigados por la crisis. Así, en octubre de 2012 donó 20 millones a Cáritas Española. El dinero fue al programa de atención primaria dirigido a cubrir las necesidades básicas de los beneficiarios, tales como la vivienda, a la que se dedicó el 50% de los fondos; la alimentación (el 37%); el gasto farmacéutico (7%), y el escolar (5%). En 2014, volvió a regalar a la ONG de la Iglesia otros 20 millones de euros para los mismos fines, que beneficiaron a 250.000 familias españolas.

No solo eso. En noviembre de 2014, aportó 4 millones de euros a la Federación Española de Banco de Alimentos para reforzar su estructura organizativa. Según la federación este dinero se utilizó en la adquisición de material, la adecuación de las naves de almacenamiento o en el pago de suministros.

Asimismo, financió la sede del Proxecto Home en Compostela (7,3 millones) en 2012, de la residencia para personas dependientes de Aspronaga (15 millones), del centro integracional de Arteixo (10 millones) o de la institución benéfico-social Padre Rubinos de A Coruña, en la que invirtió 32 millones de euros y que incluye albergue, comedor social, centro de día para mayores y escuela infantil.

En el plano internacional, la Fundación Amancio Ortega colabora en una iniciativa piloto de formación de técnicas agrícolas en las Tierras Altas del Sur de Tanzania, aportando los recursos necesarios para la creación de una cooperativa agrícola y una plataforma de tratamiento de la producción agraria; el proyecto está gestionado de acuerdo a los conocimientos y procedimientos técnicos de la Fundación Agrónomos Sin Fronteras. Ya ha invertido más de 1,3 millones de euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios