El Congreso italiano niega el uso de las escuchas para investigar a Cosentino

  • Roma.- La Cámara de los Diputados italiana negó hoy la autorización a los magistrados para utilizar las escuchas que supuestamente acusan de pertenecer a una logia masónica a Nicola Cosentino, ex subsecretario de Economía y coordinador regional del partido de Silvio Berlusconi, Pueblo de la Libertad (PDL).

Berlusconi someterá su plan de Gobierno a votación el próximo miércoles
Berlusconi someterá su plan de Gobierno a votación el próximo miércoles

Roma.- La Cámara de los Diputados italiana negó hoy la autorización a los magistrados para utilizar las escuchas que supuestamente acusan de pertenecer a una logia masónica a Nicola Cosentino, ex subsecretario de Economía y coordinador regional del partido de Silvio Berlusconi, Pueblo de la Libertad (PDL).

La votación se consideraba clave para conocer el apoyo que tiene el Gobierno de Berlusconi ante la cuestión de confianza a la que se someterá el próximo 28 de septiembre.

Cosentino es investigado por pertenecer supuestamente a una logia masónica que intentaba influir sobre la magistratura italiana para conseguir beneficios.

Por este asunto, el entonces subsecretario de Economía y estrecho colaborador de Berlusconi presentó su dimisión el pasado 14 de julio.

La mayoría en la votación de hoy, que se realizó en secreto, era de 297 votos (ya que los presentes eran 593) y negaron la autorización 308 diputados, mientras que 285 se mostraron a favor.

El interés en la votación de hoy se centraba en conocer el voto de los diputados del movimiento "Futuro y Libertad", creado por el ex aliado de Berlusconi Gianfranco Fini tras su ruptura.

Algunos de estos diputados habían dicho hoy que votarían a favor de conceder a la magistratura la oportunidad de utilizar dichas escuchas y, por tanto, no apoyaban la postura del Gobierno.

No obstante, los correligionarios de Fini matizaron que se trataba de una postura sobre un caso concreto y que no era, en absoluto, un voto contra el Ejecutivo de Berlusconi.

El voto secreto y la ausencia de 37 diputados, repartidos entre todas las formaciones, complican la posibilidad de hacer un análisis sobre el consenso real que tendrá Berlusconi durante la cuestión de confianza de la próxima semana.

El 28 de septiembre, Berlusconi comparecerá ante la Cámara Baja para presentar un texto con algunos puntos programáticos sobre los que propondrá una cuestión de confianza que servirá para comprobar si cuenta aún con los apoyos necesarios tras la ruptura con Fini.

Durante esa votación, Berlusconi necesita 315 votos para demostrar que sigue teniendo la mayoría.

Mostrar comentarios