El CSE proclama oficialmente a Ortega como ganador de comicios presidenciales

  • El Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua proclamó hoy oficialmente al presidente Daniel Ortega ganador de los comicios presidenciales del pasado día 6, en los que renovó su mandato por otros cinco años.

Managua, 15 nov.- El Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua proclamó hoy oficialmente al presidente Daniel Ortega ganador de los comicios presidenciales del pasado día 6, en los que renovó su mandato por otros cinco años.

Según los datos definitivos, Ortega ganó las elecciones con el 62,46 por ciento de los sufragios, un 31,46 por ciento más que su principal rival, el empresario de radio opositor Fabio Gadea, indicó en una rueda de prensa el presidente del CSE, Roberto Rivas.

Ortega, candidato del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), asumirá su tercer mandato, y segundo consecutivo, a partir del 10 de enero de 2012.

Tras derrocar por las armas el 19 de julio de 1979 la dictadura de Anastasio Somoza, fue coordinador de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional y presidente del país de 1985 a 1990 para, 16 años después, volver al poder, esta vez por las urnas, y ahora repetir.

El segundo más votado fue el actual diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen), Fabio Gadea, de la alianza Partido Liberal Independiente (PLI), con el 31 % de los votos.

El PLI y Gadea denunciaron un "inaudito y monstruoso fraude de la voluntad popular", exigieron nuevas elecciones y llamaron a sus seguidores a mantener una "resistencia pacífica" en las calles.

Las manifestaciones contra la reelección de Ortega, ocurridas entre lunes y miércoles de la semana pasada, dejaron cuatro personas muertas (tres opositores y un sandinista), 49 oficiales heridos y decenas de civiles lesionados, según la Policía Nacional.

Sin embargo, la autoridad electoral explicó que los datos ofrecidos hoy son definitivos y no admiten otro recurso en materia electoral, tras rechazar los de revisión interpuestos por el PLI y la alianza Partido Liberal Constitucionalista (PLC).

De acuerdo a los resultados oficiales, en tercer lugar se ubicó el exgobernante Arnoldo Alemán (1997-2002), de la alianza PLC, con 5,91 %.

En cuarto lugar se situó el exdirigente de la "Contra" antisandinista y actual diputado Enrique Quiñónez, de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), con 0,40 % y en quinta posición el académico Roger Guevara, de la Alianza por la República (Apre), con 0,23 %.

Para el Congreso nicaragüense, de acuerdo con los resultados definitivos, el FSLN obtuvo 62 de los 90 diputados nacionales, precisó el presidente del CSE.

A esos diputados se les sumará el actual vicepresidente de Nicaragua, Jaime Morales Carazo, un liberal que llegó al cargo como aliado de los sandinistas, agregó el funcionario.

Todo mandatario saliente obtiene una diputación automática y al ser reelegido Ortega, lo asume el vicepresidente saliente, según las leyes del país.

La alianza PLI obtuvo 26 diputados nacionales electos, a los que se les sumará Gadea, el segundo más votado y que, de acuerdo a la Constitución, tiene derecho a asumir un asiento en el Congreso, dijo Rivas.

Gadea en un principio dijo que no asumirá su escaño por "principios morales" y por ser una "diputación regalada", aunque luego el PLI aclaró que se trata de una diputación constitucional.

En caso de que Gadea no lo acepte lo asumiría el aspirante a la vicepresidencia del PLI, el disidente sandinista Edmundo Jarquín.

El PLC de Alemán, que actualmente tiene más de 20 diputados en el Parlamento, sólo obtuvo dos legisladores nacionales, según los datos definitivos.

En los comicios celebrados el pasado día 6 se eligieron 20 diputados nacionales, 70 diputados departamentales y 20 ante el Parlacen.

Para aprobar leyes ordinarias se requiere de mayoría simple, es decir, la mitad más uno del total de los diputados (47) y para reformar parcialmente la Constitución se precisa una "mayoría calificada", es decir 56 legisladores.

En tanto, para convocar a una Constituyente y hacer una reforma total a la Carta Magna se requiere el apoyo de dos tercios del pleno, es decir 62 diputados, uno más de lo que tendrá el FSLN en el Congreso a partir del 9 de enero del 2012.

Ortega, tras ser declarado vencedor de esos comicios, prometió que no gobernará con "soberbia ni prepotencia" durante los próximos cinco años y que no impulsará "cambios dramáticos" en su nuevo mandato.

Mostrar comentarios