Miércoles, 26.06.2019 - 14:48 h
Nombrado asesor ejecutivo

El director de la Policía coloca de mano derecha a un exjefe de Fernández Díaz

El comisario Mariano Germán Simancas Carrión, que fue jefe de la División de Cooperación Internacional, colocado como mano derecha de Germán López.

El ministro Zoido y el director general de la Policía, Germán López Iglesias
El ministro Zoido y el director general de la Policía, Germán López Iglesias / EFE

El director general de la Policía Nacional, Germán López Iglesias, ha incorporado como asesor de confianza a un antiguo mando de la cúpula del cuerpo durante la etapa de Jorge Fernández Díaz al frente del Ministerio del Interior y de Ignacio Cosidó como máximo responsable policial. Se trata del comisario Mariano Germán Simancas Carrión, que ha sido repescado para un cargo de máxima responsabilidad y que sigue trabajando en un despacho de la calle Miguel Ángel de Madrid, donde se ubica la sede de la dirección del Cuerpo Nacional de Policía.

Cuando el ministro Juan Ignacio Zoido llegó al Ministerio del Interior tenía el mandato de poner orden en un departamento complicado, donde se llegó a espiar a su predecesor en su propio despacho. El que fuera alcalde de Sevilla procedió entonces a configurar su equipo de confianza y decidió nombrar director general de Policía a un político sin conexiones con la cúpula del cuerpo. Eligió a López Iglesias, concejal en el Ayuntamiento de Badajoz, y procedió a poner en marcha a una transición pacífica con diferentes ceses y nombramientos.

Uno de los últimos ceses que lleva a cabo el  ministro Zoido en la Policía es el del comisario Simancas Carrión, que ocupaba desde julio de 2015 el cargo de jefe de la División de Cooperación Internacional del cuerpo, puesto para el que había sido nombrado por el propio Jorge Fernández. El cargo policial dejó su puesto en la cúpula policial el pasado mes de diciembre y acto seguido se ha incorporado a otro cargo de máxima responsabilidad en la Policía Nacional. En concreto, ha sido nombrado asesor ejecutivo de la dirección general, mano derecha del máximo responsable. 

El propio Simancas Carrión explica en conversación con La Información que el director general de la Policía le ofreció convertirse en asesor personal en el mes de julio y que el nombramiento no se produjo hasta finales de diciembre del año pasado. Su cese como jefe de la División de Cooperación Internacional sí apareció en el BOE pero su nuevo destino no ha aparecido en ningún documento oficial.

Así, el comisario Simancas Carrión sigue ocupando un puesto de máxima responsabilidad, pese a que había pertenecido a la anterior cúpula policial nombrada por Jorge Fernández, algo que chirría en el cuerpo. Dispone, según fuentes de la escala superior del cuerpo, de un despacho personal, donde acude a diario a trabajar. Se trata, según estos policías, de un cargo de máxima responsabilidad que, aunque sea de una categoría inferior al que ocupaba el antiguo Director Adjunto Operativo (DAO), Eugenio Pino, supone disponer de un acceso privilegiado al director general y de una capacidad de mando incluso superior.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios