El ELN está dispuesto a "devolver pronto" al geólogo canadiense secuestrado

  • El grupo guerrillero ELN afirmó hoy que está dispuesto a "devolver pronto" al geólogo canadiense Jernoc Wobert, al que tiene secuestrado desde hace cuatro meses y medio, al tiempo que exigió la devolución de los cuatro títulos mineros en los que opera la minera para la que trabaja el rehén.

Bogotá, 5 jun.- El grupo guerrillero ELN afirmó hoy que está dispuesto a "devolver pronto" al geólogo canadiense Jernoc Wobert, al que tiene secuestrado desde hace cuatro meses y medio, al tiempo que exigió la devolución de los cuatro títulos mineros en los que opera la minera para la que trabaja el rehén.

Esta guerrilla ha reclamado anteriormente las licencias como condición para la liberación de Wobert, quien es vicepresidente de exploración de la multinacional canadiense Braeval Mining Corporation, actual dueña de los títulos, pero por primera vez expresó su "voluntad" de que la entrega del secuestrado tenga lugar "pronto".

"El Ejército de Liberación Nacional (ELN) mantiene su voluntad de devolver pronto al ciudadano canadiense y espera también una solución pronta, al despojo de los cuatro títulos mineros, propiedad de las comunidades de Casa de Barro, Mina Seca, la Nevera y las Nieves", señaló en un comunicado en su página de internet.

El geólogo canadiense fue secuestrado el pasado 18 de enero junto a dos peruanos y a tres colombianos cuando descansaban en un campamento de la mina de oro Casa de Barro en Norosí, un municipio del norteño departamento de Bolívar.

Los tres colombianos y los dos peruanos fueron liberados el 15 de febrero, pero no Wobert, a quien el ELN mantiene en su poder.

La guerrilla había justificado el secuestro al señalar que los títulos originalmente fueron concedidos a las comunidades de mineros tradicionales que allí viven, "pero debido a maniobras de intermediarios corruptos, terminaron en manos de la empresa canadiense".

En este comunicado, el ELN criticó que ninguno de los dos Gobiernos haya investigado estos trámites, mientras que opinó que "el deber" de Colombia es "representar y velar por el interés de estas comunidades" y la obligación de Canadá es preocuparse "por el cumplimiento de las leyes anticorrupción de sus empresas".

Asimismo, el ELN reiteró su rechazo hacia los operativos militares y policiales desplegados por el Gobierno colombiano "como única vía".

Mostrar comentarios