Domingo, 19.01.2020 - 23:03 h
Caso Nóos

Días duros para la Infanta: su abogado asegura que "no lo está llevando bien"

Urdangarín está viviendo su ingreso en prisión "con absoluta tranquilidad" y viendo el Mundial según han asegurado fuentes penitenciarias. 

La Infanta Cristina se irá a vivir con sus hijos a Suiza sin Urdangarin
La Infanta Cristina está viviendo unos días "duros" tras el encarcelamiento de Urdangarín.

El encarcelamiento de Iñaki Urdangarín está siendo "muy duro" para la Infanta Cristina. Así lo ha admitido su abogado, Miquel Roca, en declaraciones ante la prensa en Avilés. Roca ha explicado que, ante un tema tan "serio y tan íntimo" les da "hasta vergüenza" hablar de ello. Por su parte, Urdangarín está viviendo unos primeros días con "absoluta normalidad y tranquilidad", según informan fuentes penitenciarias. 

Durante la inauguración de la sede de la Fundación de Trabajadores de la Siderurgia Integral, entidad que preside Roca desde el año 2016, en el Colegio Virgen de las Mareas de la Villa del Adelantado, el abogado de la Infanta se ha pronunciado acerca de cómo está viviendo la Infanta los primeros días en prisión de ex Duque de Palma. "Seguro que lo adivina usted, en principio no se lleva bien", ha admitido para añadir, a continuación, "seguro que sí" ante la pregunta directa de si lo está pasando mal.

Cristina de Borbón fue absuelta de la imputación por el Caso Nóos, pero su marido entró en el Centro Penitenciario de Brieva (Ávila) para cumplir una pena de 5 años y 10 meses. Por su parte, Urdangarín está viviendo sus primeros días tranquilo. Después de cumplir con los trámites del ingreso a primera hora del lunes, vio el Mundial de Fútbol en la televisión del módulo de hombres. Así lo afirman fuentes penitenciarias, quienes aseguraron que pasó su primera noche con "absoluta normalidad y tranquilidad" y no necesitó ir a la enfermería. Añadían, además, que da un trato "exquisito" a los funcionarios de la cárcel.

En el caso Nóos, el Supremo confirmó, además de la condena a Urdangarín, las penas establecidas para su exsocio Diego Torres (de cinco años y ocho meses), quien ingresó en la prisión de Brian 2 de la localidad barcelonesa de Sant Esteve Sesrovires, y del expresidente balear Jaume Matas (tres años y ocho meses). Torres solicitó, el mismo día que cumplía el plazo para su entrada en el centro, la suspensión de la ejecución de su condena mientras tramitaba su indulto. En el caso de Matas, entró voluntariamente en la cárcel madrileña de Aranjuez el miércoles pasado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING