Miércoles, 23.05.2018 - 14:33 h
Conflicto político en Cataluña

Melgar quiere detener a Puigdemont solo por delitos graves que acarreen más pena

El fiscal general anuncia una respuesta "firme" si se desprecia la Constitución. Respeta las aspiraciones soberanistas, pero dentro de la legalidad.

Julián Sánchez Melgar durante su intervención
Julián Sánchez Melgar. / EP

La Fiscalía General del Estado sigue mostrándose firme ante el desafío independentista. El fiscal general, Julián Sánchez Melgar, quiere mantener la imagen implacable ante los "actos de desprecio a la Constitución" en Cataluña y ha advertido de que si continúan, la respuesta de la Fiscalía será "proporcional y serena" pero también "inexorable y firme". Además, es partidario de que se curse la orden de detención contra Carles Puigdemont ante Bélgica cuando haya auto de procesamiento contra él, solo por delitos graves, como sedición o rebelión, para evitar que sea juzgado por otros menores.

Melgar ha explicado en un desayuno informativo organizado por Europa Press en Madrid que "no debería haber una intolerable asimetría: que en un supuesto enjuiciamiento, hubiera unos encausados por graves penas y una persona, que podría ser el protagonista sustancial, acusado de una pena inferior".



Además, ha recordado que Puigdemont no puede ser juzgado en rebeldía, porque esa previsión existe solo para delitos castigados con menos de dos años de cárcel. Por eso es partidario de pedir la entrega de Puigdemont solo por los delitos más graves, tal y como adelantaron fuentes fiscales a Efe y como ya sucedió en la petición de detención del ex president a Dinamarca.

Las citadas fuentes han explicado que Puigdemont solo podrá ser entregado a España por Bélgica por los delitos que registre la euro orden. Al no incluir ninguno que no sea grave, se evita el caso de que Bruselas lo entregue por éstos y no pueda ser juzgado por rebelión.

Defensa del marco constitucional

El fiscal general ha incidido en las palabras que ya dijo sobre este asunto durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados el pasado mes de diciembre, antes de ser designado, para señalar que la Fiscalía nada tiene que decir ante las aspiraciones políticas independentistas siempre que éstas se desarrollen dentro del marco constitucional.

Ha añadido que el "deseo general" es el de recuperar la convivencia en dicha comunidad pero que "si se reiteran actos de desobediencia" sus autores "se encontrarán con la respuesta de esta Fiscalía".

Para Sánchez Melgar, la defensa de la Ley debe ser "el límite, principio y fin" que debe guiar la actuación de la Fiscalía, y que las actuaciones del Ministerio Público en Cataluña son "buena prueba de esta defensa de la legalidad" y del orden constitucional.

Durante su intervención, en la que ha expuesto sus principales objetivos como fiscal general y ha anunciado su departamento está trabajando en diferentes instrucciones que permitan garantizar la unidad de acción en la Fiscalía, como la que permitirá, ante la falta de jurisprudencia, unificar criterios en materia de delitos de odio.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios