El fiscal pide 17 años para tres "grapos" por colocar una bomba en Madrid

El fiscal de la Audiencia Nacional Daniel Campos ha pedido hoy 17 años de cárcel para tres miembros de los GRAPO, entre ellos Fernando Silva Sande, por colocar una bomba en un restaurante de Madrid en 1998 ya que, a su juicio, ha quedado demostrado que los tres acusados "dirigían" la banda en esa época.

Madrid, 14 sep.- El fiscal de la Audiencia Nacional Daniel Campos ha pedido hoy 17 años de cárcel para tres miembros de los GRAPO, entre ellos Fernando Silva Sande, por colocar una bomba en un restaurante de Madrid en 1998 ya que, a su juicio, ha quedado demostrado que los tres acusados "dirigían" la banda en esa época.

Durante la segunda y última sesión del juicio celebrado ante la sección cuarta de lo penal de este tribunal, el fiscal ha reclamado dicha pena para Silva Sande, que en su día reveló a la Policía datos sobre la muerte de Publio Cordón, y para los exdirigentes Manuel Pérez Martínez, alias "Camarada Arenas", y Victoria Gómez Méndez, imputada también por el secuestro del empresario zaragozano.

En su turno de última palabra, el "Camarada Arenas" ha recriminado al tribunal que por una "ley fascista está metido en la cárcel", lo que ha hecho que la presidenta del tribunal, Ángela Murillo, haya ordenado que lo sacaran de la sala.

El acusado ha comenzado entonces a cantar la Internacional comunista con el puño en alto, lo mismo que ha hecho la acusada Victoria Gómez Méndez y el público que asistía al juicio, que también ha sido desalojado.

En su informe final, Campos ha imputado un delito de estragos terroristas por la colocación de un artefacto explosivo el 29 de enero de 1998 en el restaurante "Tamara", colindante con la empresa de trabajo temporal People y situado en el número 33 de la Avenida de América, que provocó diversos daños materiales.

Los tres acusados se implicaran ayer mutuamente en la campaña contra empresas de trabajo temporal que los GRAPO llevaron a cabo en la década de los noventa, y Silva Sande reconoció la responsabilidad de los tres en los hechos.

En su informe final, el representante del Ministerio Público ha considerado que Pérez Martínez "no era ajeno al GRAPO ni estaba desconectado", tal y como dijo ayer cuando aseguró que "jamás" planificó "cómo, dónde y con quién poner un petardo".

Para sostener esta afirmación, Campos ha hecho referencia a los informes de la Guardia Civil, a las declaraciones de Silva Sande y a que sus huellas aparecieron en la nota enviada por los GRAPO a los medios reivindicando el atentado.

"El 'Camarada Arenas' era el último responsable de cada acto que cometía el GRAPO", ha sostenido el fiscal, que ha pedido atenuar la condena para Silva Sande al haber admitido los hechos.

Asimismo, ha reclamado que los acusados indemnicen a la empresa People con 105.752 euros, al restaurante "Tamara" con 85.261 euros, a la comunidad de propietarios de Avenida de América número 33 con 603 euros y al dueño de un local de este edificio con 154 euros.

Por su parte, la defensa ha reclamado la libre absolución de los tres acusados.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios