Viernes, 20.09.2019 - 18:59 h
Déficit de transparencia

El Gobierno no da los CV de la mitad de sus nombramientos tras el 'caso Màxim'

El Consejo de Ministros publica pasadas las ocho de la tarde sus nuevos 70 nombramientos de los que en 34 no se refleja ni el currículum vitae.

Màxim Huerta durante el anuncio de su dimisión
Màxim Huerta durante el anuncio de su dimisión. / EFE

Suspenso en transparencia... y en la inspección de los fichajes. Es la nota que hasta el momento se merece el Gobierno de Pedro Sánchez. Primero fue el caso Màxim Huerta, o lo que es lo mismo, una apuesta del presidente sentada en el Consejo de Ministros después de haber sido condenado por Hacienda. Tuvo que dimitir en una semana. Y el caso Cifuentes y el falseamiento de currículos provocó una indignación social que obliga ahora a mirarlos con lupa. Pues bien, el Gobierno en la mitad de sus 70 últimos nombramientos ni siquiera los facilita. No es un tema baladí porque el PP ya ha anunciado que apuntará al propio Sánchez por lo que considera 'currículos fantasma' de su Gabinete y le preguntará si son motivode dimisión.

Como reconoce la ministra de Justicia, Dolores Delgado, Sánchez no le preguntó en su cara a cara al ofrecerle el cargo si tenía algún problema que a futuro pudiera perjudicar al Ejecutivo. Error. Tampoco parece que la administración se tomara en serio una inspección profunda de los candidatos, como sí ocurre en EEUU. Y esa negligencia, en los tiempos que corren, suele salir cara. Y más en un partido que llega en poder en aras de la regeneración.

En el foco están también el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, por su relación con el robo de agua en Doñana en 2015, por el que el año pasado un juzgado de instrucción de Huelva le procesó cuando era consejero de Agricultura de Andalucía, junto a dos exalcaldes y doce empresarios. Mientras el PSOE y el propio Planas niegan su imputación, Ciudadanos ha pedido que dé en el Congreso las explicaciones necesarias. El PP pide directamente su dimisión. Son las consecuencias de la falta de análisis de los candidatos.

Ahora, se repite la indiferencia en la apuesta por la transparencia en los 70 nuevos nombramientos realizados por el Gobierno y cuya referencia del Consejo de Ministros fue publicada ¡justo cuando comenzaba el partido de España contra Portugal! No solo eso. De los 70 nombramientos, 34 de ellos no ofrecen ni siquiera un currículo para poder ser consultado, una desidia inexplicable que además contradice el el convenio pactado por el PSOE con Transparencia Internacional con fecha de 13 de noviembre de 2014 en la que "el partido se comprometía a adjuntar el currículum o datos biográficos (al menos cinco líneas) de cada uno de los candidatos del Partido incluidos en todo tipo de listas electorales".

Bien es cierto que estos son altos cargos, pero con más motivo se debería incluir una referencia a sus méritos para el puesto. Los primeros beneficiados serían los nombrados. Cuestión aparte es saber el estado de sus cuentas, un hecho en el que Pedro Sánchez también hizo hincapié en su etapa en la oposición. Veremos.

"Si queréis conocer el estado de mis cuentas, visitad el Portal de Transparencia del PSOE; si queréis conocer las cuentas del PP, pues tendréis que preguntar a Bárcenas", dijo el día de la puesta en marcha del portal de Transparencia de su partido. Sus inicios en el Gobierno demuestran ahora que el combate por dicha transparencia y la ejemplaridad no se está enfrentando con el rigor prometido.

Así, entre los 28 nombramientos de Presidencia del Gobierno de este viernes, siete de ellos carecen de cualquier referencia a su trayectoria profesional. En cuanto a los nuevos cargos de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, de los dos nuevos nombramientos ninguno adjunta un CV de los elegidos, tampoco en el fichaje para Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

Más llama aún la atención que ninguno de los cinco nuevos nombramientos en el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, cuando para cualquier entrevista de trabajo es crucial. Mal ejemplo. Siguen el mismo patrón los tres cargos de Industria, Comercio y Turismo, los cuatro de Agricultura, Pesca y Alimentación, los dos de Política Territorial y Función Pública y de Transición Ecológica, los cuatro de Economía y Empresa, los tres de Ciencia, Innovación y Universidades así como el de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. A saber, de 34 nuevos nombramientos no se tienen referencias en la web de Moncloa. Sí cumplen con ese mínimo requisito de transparencia los ministerios de Justicia, Defensa, Fomento y Educación y Formación Profesional.

La pregunta es si una Administración como la española no tiene los recursos de una empresa, que puede y debe comprobar quién se sienta en el Consejo de Ministros o a quién contrata, además de conocer  qué ha escrito en las redes, un hecho que ya puede costar un puesto de trabajo o un fichaje a cualquier empleado. 

El Código Ético del propio PSOE en su artículo 5 recoge las 'Actuaciones en el Caso de Implicación en Procedimiento Judiciales', y afirma textualmente lo siguiente. "Todo candidato o cargo público del PSOE, antes de acceder al ejercicio de cualquier responsabilidad, deberá firmar una declaración en la que afirme no haber incurrido en delito alguno ligado a corrupción, violencia de género, delitos de acoso o discriminación, contra la libertad e indemnidad sexuales, torturas o contra la integridad moral, así como la comisión de hechos constitutivos de delitos graves".

No estaría mal, que visto lo visto, el papel se convirtiera en realidad. Más aún cuando el propio PSOE en una proposición de ley del 10 de noviembre de 2017 referida al impulso de la transparencia en la contratación dejaba constancia de que había tomado nota de los anhelos de la sociedad y apostaba por el "ideal de transparencia como exigencia inaplazable en aras a la plasmación de aquellos nuevos valores o principios que están llamados a mejorar la vertebración y cohesión de nuestra sociedad".

Es hora, pues, de tomarse en serio la transparencia en nombramientos, siendo escrupulosos tanto con el mérito como con la conducta intachable de los que nos representan. Es una de las banderas de Sánchez y debe cumplirla (también los que le sucedan). Nadie está libre de garbanzos negros en el camino, pero al menos es momento de que la Administración se tome en serio que a la hora de poner un pie en la política nadie deba verse sometido luego a la ira de la "jauría".

no constan en la web de moncloa NI EN SU COMUNICADO

Los nombramientos de los que no sabemos el CV

PRESIDENCIA DEL GOBIERNO

Director de Asuntos Institucionales: César Alejandro Mogo Zaro.
Director operativo del Departamento de Seguridad Nacional: Miguel Ángel Ballesteros Martín.
Secretario general de Asuntos Internacionales, Unión Europea, G20 y Seguridad Global: José Manuel Albares Bueno.
Alta Comisionada para la lucha contra la pobreza infantil: María Luisa Carcedo Rocés.
Delegada del Gobierno en la Comunidad Autónoma de las Illes Balears: Rosario Sánchez Grau.
Delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana: Juan Carlos Fulgencio Tejedor. 
Delegada del Gobierno en la Comunidad Autónoma de Canarias: Elena Máñez Rodríguez. 

PRESIDENCIA, RELACIONES CON LA CORTES E IGUALDAD
Directora general de Relaciones con las Cortes: Mercedes Cabrera Orejas. 
Secretaria general Técnica-Directora del Secretariado del Gobierno: Clara Mapelli Marchena.

ASUNTOS EXTERIORES, UNIÓN EUROPEA Y COOPERACIÓN
Secretario de Estado de Asuntos Exteriores: Fernando Martín Valenzuela Marzo. 

TRABAJO, MIGRACIONES Y SEGURIDAD SOCIAL
Secretaria de Estado de Empleo: Yolanda Valdeolivas García.
Secretario de Estado de la Seguridad Social: Octavio José Granado Martínez.
Secretaria de Estado de Migraciones: María Consuelo Rumí Ibáñez.
Subsecretario de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social: Raúl Riesco Roche. 
Directora del Gabinete de la Ministra: Encarnación Orozco Corpas.

INDUSTRIA, COMERCIO Y TURISMO 
​Secretaria de Estado de Turismo: Isabel María Oliver Sagreras.
Subsecretario de Industria, Comercio y Turismo: Fernando Valdés Verelst. 
Secretario general Técnico de Industria, Comercio y Turismo: Pablo Garde Lobo. 

AGRICULTURA, PESCA Y ALIMENTACIÓN
Secretario general de Agricultura y Alimentación
: Fernando Miranda Sotillos. 
Secretaria general de Pesca: Alicia Villauriz Iglesias.
Subsecretaria de Agricultura, Pesca y Alimentación: María Dolores Ocaña Madrid. 
Director del gabinete del Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación: Juan Priteo Gómez.

POLÍTICA TERRITORIAL Y FUNCIÓN PÚBLICA
Secretario de Estado de Función Pública: José Antonio Benedicto Iruiñ.
Subsecretaria de Política Territorial y Función Pública: Dionisia Manteca Marcos. 

TRANSICIÓN ECOLÓGICA
Secretario de Estado de Medio Ambiente: Hugo Alfonso Morán Fernández.
Secretario de Estado de Energía: José Domínguez Abascal.

ECONOMÍA Y EMPRESA
Secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa: Ana de la Cueva Fernández.
Secretario de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digitala: Francisco de Paula Polo Llavata.
Secretario General del Tesoro y Política Financiera: Carlos San Basilio Pardo.
Directora del Gabinete de la Ministra de Economía y Empresa: Carmen Balsa Pascual. 

SANIDAD, CONSUMO Y BIENESTAR SOCIAL
​Secretario general técnico: José Luis Sanchís Oliver.

CIENCIA, INNOVACIÓN Y UNIVERSIDADES
Secretaria de Estado de Universidades, Investigación, Desarrollo e Innovación: Ángeles Heras Caballero.
Subsecretario de Ciencia, Innovación y Universidades: Pablo Martínez González. 
Directora del Gabinete del Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades: Inmaculada Aguilar Nacher. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios