Lunes, 18.11.2019 - 17:02 h

El Gobierno vasco prevé que ETA puede acabar como el GRAPO

  • El secretario de Paz y Convivencia del Gobierno vascoha remarcado que el proceso de sellado planteado por la banda terrorista no tiene "efectos", al carecer de "verificación, calendario e inventario".
  • Ha señalado que toda demora en el proceso de desarme y disolución de ETAsupone"un obstáculo y problemas mayores, no solo para el conjunto de la sociedad, sino para la propia izquierda abertzale".
Gobierno vasco: si ETA demora su desarme y disolución puede encontrarse "en un escenario similar al del GRAPO"

El secretario de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernández, ha advertido de que si ETA demora el proceso de desarme y disolución"puede encontrarse en un escenario similar al que se encontró el GRAPO". Asimismo, ha remarcado que el proceso de sellado planteado por la banda terrorista no tiene "efectos", al carecer de "verificación, calendario e inventario".

En declaraciones a Onda Vasca, recogidas por Europa Press, Fernández se ha referido también al último comunicado de antiguos presos que pertenecieron a ETA o Iparretarrak en el que reclamaban una amnistía general y ha incidido en que "no es de recibo", aunque no cree que sea la "línea oficial".

Tras señalar que toda demora en el proceso de desarme y disolución de ETA supone "un obstáculo y problemas mayores, no solo para el conjunto de la sociedad, sino para la propia izquierda abertzale", Fernández ha abogado por que se den pasos "sin parar y de manera constante para culminar este proceso de una vez por todas".

En este sentido, ha reclamado que ETA debe dar pasos que signifiquen "algo en materia de desarme" y no continuar "en el territorio en el que está inmersa a cuenta del modelo de sellado que ha planteado".

"Se trata de un sellado sin efectos porque no tiene verificación, calendario e inventario", ha criticado, para añadir que "si ETA demora el proceso de desarme y disolución puede encontrarse en un escenario similar al que se encontró el GRAPO".

Por ello, ha remarcado que el Gobierno vasco apuesta por un final ordenado, pero eso requiere "dar pasos de manera clara, verificable, de manera normativa. Pasos que signifiquen efectos políticos concretos".Expresos

Cuestionado por el reciente comunicado de un centenar de exreclusos de ETA e Iparretarrak, en el que estos exigían una amnistía general, Fernández se ha mostrado crítico y ha señalado que no cree que ésta "sea la línea oficial", sino que "responde a sectores que están en esa posición".

"Hace falta mucho rostro, estando fuera de la cárcel atreverse a plantear cosas como ésta. Este tipo de planteamientos se dicen con comodidad estando en la calle. Entre el 'pintxo pote' del jueves y la cena del sábado uno puede ser todo lo radical y puede reivindicar lo que quiera mientras otras personas están en la cárcel", ha incidido.

A su juicio, este tipo de actitudes no son "de recibo" y, por ello, hay que hacer "mucha pedagogía sobre la realidad y el futuro". "Hay que dejar de lado el infantilismo y afrontar lo que realmente significa a futuro la política penitenciaria y de reinserción", ha añadido.

Asimismo, ha considerado que "ETA y la izquierda abertzale deben reflexionar sobre lo que significa" la escasa repercusión del comunicado de la banda terrorista publicado el pasado sábado.

Respecto a la situación en que se encuentran los presos de ETA, el secretario de Paz y Convivencia ha remarcado que hay un conjunto de inquietudes y preocupaciones "diferentes".

"Hay una preocupación por la cuestión del acercamiento, pero también hay dos debates más que no están resueltos: el de los beneficios penitenciarios ordinarios que pueden solicitar y no están haciendo y el debate de la reinserción, que tiene que ver mucho con el modo en que los presos y su entorno político quieren afrontar esa realidad", ha añadido.

Por lo que respecta a la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, Fernández ha reconocido que "la situación de excepcionalidad penal y penitenciaria en la que estábamos inmersos desde 2003 no es sostenible ni presentable en el marco europeo".

En su opinión, las cosas tienen que volver a la "normalidad penal y penitenciaria", algo que ha considerado "fundamental" para una sociedad que quiere avanzar hacia la convivencia.

"En la política penitenciaria no hay cambios en la actualidad y nosotros seguimos trabajando de manera constructiva buscando soluciones. Todo lo que podemos hacer es crear condiciones para que, en el futuro, la ley se cumpla. No pedimos movimientos extraños sino que se cumpla lo que la legalidad contempla", ha solicitado.Reuniones con víctimas

Asimismo, Fernández ha valorado los encuentros mantenidos la pasada semana entre el Gobierno vasco y las asociaciones de víctimas y ha señalado que "lo que quizá ha cambiado es que hemos tenido la oportunidad de dialogar de manera cercana y clara, por encima de estereotipos".

"Hay un acuerdo en lo fundamental que, tal y como ha reiterado el lehendakari, es que en el tratamiento de las políticas de memoria y víctimas tenemos claro que la apuesta por la convivencia y el futuro no puede hacerse sin mirar al pasado, que no aceptaremos una memoria que legitima ninguna forma de terrorismo o la vulneración de derechos humanos y que la memoria de las víctimas recibirá el honor y dignidad que merece", ha enumerado.

En esta línea, ha remarcado que estos son "los fundamentos de fondo y sobre eso hay acuerdo", ya que, aunque hay diferencias en la manera de enfocar políticas de convivencia que miran al futuro, "ese acuerdo de principios es fundamental".

"El Gobierno vasco está obligado a escuchar, atender y tratar de canalizar todas las reivindicaciones que se nos hacen, pero a veces se nos puede reivindicar una cosa y la contraria por lo que no puede responderse a todo. El Gobierno vasco debe desarrollar sus políticas públicas en materia de memoria y lo tratará de hacer en diálogo y convergiendo lo máximo posible con las víctimas, pero teniendo en cuenta que hay diferentes sensibilidades", ha insistido.

Asimismo, ha defendido que el futuro pasa por "la confluencia, la unidad entre víctimas y sociedad", aunque se puede entender que "no deban mezclarse tan prematuramente contextos victimológicos diferentes". "Una cosa es que no los mezclemos y juntemos y otra es que los derechos de las víctimas son los mismos", ha añadido.

Por último, y en referencia al estudio sobre vulneraciones de derechos humanos producidas desde 1960, Fernández ha señalado que las cifras del estudio están en alrededor de 3.500 casos.

"Se encuentra en un proceso de verificación y va a ser largo y complejo. Forma parte del compromiso de clarificación de todo lo que en el pasado ha supuesto vulneración de derechos humanos. El proceso de investigación sobre esta cuestión está previsto finalice avanzado 2016. Estamos a mitad de camino y el año que viene creo que podremos conocer las conclusiones", ha finalizado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING