Martes, 16.10.2018 - 12:36 h
Después de 30 años en prisión

Santi Potros, líder de ETA en su etapa más sanguinaria, será libre el 5 de agosto

Fue el cabecilla de los peores atentados de la banda terrorista como el del Hipercor de Barcelona o el de la plaza de República Dominicana de Madrid.

El etarra Santi Potros
El etarra Santi Potros / EFE

El que fuera jefe de la banda terrorista ETA, Santiago Arrospide Sarasola conocido como "Santi Potros", saldrá de prisión tras cumplir el periodo máximo de 30 años. Encarcelado en Francia hasta su extradición a España a finales del año 2000, Santi Potros fue autor de los atentados más sanguinarios de ETA como el del Hipercor de Barcelona o el de la plaza de República Dominicana de Madrid, entre otros, y por los que llegó a acumular hasta 3.000 años de prisión.

Actualmente se encuentra interno en la prisión de Topas, en Salamanca. El último día de la pena y su respectiva puesta en libertad está fijada para el 5 de agosto, después de pasar en prisión más de trece años en cárceles francesas y desde diciembre de 2000 en España, según informa Efe y el diario El Correo. 

Santi Potros nació en Lasarte, Gipuzkoa, en 1948 y entró a formar parte de la organización terrorista en 1968. Ocho años después ingresó en los comandos Bereziak de ETA político-militar. Detenido en 1987 en Anglet, Francia, el etarra acumulaba en España once sentencias que sumaban casi 3.000 años de prisión. Los motivos, atentados con alrededor de 40 asesinados entre los que se encuentran los 21 muertos de la masacre del Hipercor de Barcelona de 1987 -fue condenado a 790 años de prisión- o los 12 guardias civiles fallecidos un año antes en la plaza de República Dominicana de Madrid, por el que fue condenado a 1.920 años.

Tras dirigir los comandos más letales de ETA, Santi Potros engrosó la lista de etarras críticos con la banda. Sucedió tras el atentado en la Terminal 4 del aeropuerto madrileño de Barajas, con el que la banda rompía el alto al fuego que había sido acordado el 30 de diciembre de 2006. 

Desde su detención en Francia, estuvo en prisiones galas durante trece años hasta que fue extraditado a España en diciembre de 2000. Dos años después recibió su primera condena, 99 años de cárcel por planificar un atentado contra la sede de la Dirección General de la Guardia Civil en Madrid en 1987. Ya en España Santi Potros ha cumplido pena en prisiones de Andalucía hasta que fue trasladado en 2009 a la cárcel zaragozana de Zuera y siete años después a la de Topas, en Salamanca, en la que actualmente permanece.

En marzo de 2006 la Audiencia Nacional acordó acumular sus once condenas en una, y fijó en 30 años el cumplimiento máximo de privación de libertad, fijando su excarcelación para 2030, si bien esta fecha no fue definitiva pues con la derogación de la doctrina Parot su salida se vio fijada para 2025. Sin embargo, esta fecha tampoco fue firme, pues, según las fuentes consultadas, obtuvo redenciones de condena tanto ordinarias como extraordinarias por trabajos en prisión.

Además, en diciembre de 2014 la sección primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia decretó su excarcelación al descontar el tiempo de prisión que permaneció en cárceles de Francia de acuerdo a una normativa europea. Solo estuvo en libertad 45 días ya que fue detenido en Lasarte (Gipuzkoa) en una operación conjunta de la Policía Nacional y la Guardia Civil en cumplimiento de una orden de arresto emitida por el Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, en relación con un atentado perpetrado en 1987, cuando un comando colocó un coche bomba al paso de un vehículo de la Guardia Civil en Barcelona.

Ahora en Portada 

Comentarios