El juez archiva el robo de 30 kilos de cocaína en Toxicología

  • El juez de instrucción 7 de Sevilla ha sobreseído, por falta de autor conocido, las diligencias por el robo de 30 kilos de cocaína del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses de Sevilla, que se encontraban almacenados en una habitación cerrada con llave.

Sevilla, 20 sep.- El juez de instrucción 7 de Sevilla ha sobreseído, por falta de autor conocido, las diligencias por el robo de 30 kilos de cocaína del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses de Sevilla, que se encontraban almacenados en una habitación cerrada con llave.

Fuentes judiciales han informado a Efe de que el juez, de acuerdo con la petición de la Fiscalía como única parte acusadora, ha decretado el sobreseimiento provisional de la causa "por falta de indicios suficientes para atribuir la autoría del robo".

Ello sin perjuicio de que las diligencias se reabran si aparecen indicios suficientes para imputar a los posibles autores, han añadido las fuentes.

El juez investigaba el robo, en marzo pasado, de 30 kilos de droga que pertenecían a cuatro alijos y se encontraban en el Instituto Nacional de Toxicología para que sus técnicos lo analizaran y determinaran su composición y pureza.

El robo se descubrió el día 22 de marzo por la mañana, cuando los funcionarios llegaron a trabajar y observaron que la caja donde se guardaba la droga estaba fuera de su lugar habitual y sin contenido.

La directora del centro ordenó inmediatamente la clausura de la habitación, denunció el hecho en el juzgado de guardia y llamó a la Policía, por lo que agentes de la Unidad contra la Droga y el Crimen Organizado (UDYCO) y de la Policía Judicial se personaron en el lugar y tomaron huellas y muestras de ADN.

Pese a que el juez llegó a tomar declaración como imputados a trabajadores de mantenimiento que esos días estuvieron entrando y saliendo de las dependencias, no pudo reunir ninguna prueba contra ellos pues las cámaras de seguridad únicamente los mostraron portando bolsas que, según su declaración, contenían útiles de trabajo, han precisado a Efe las citadas fuentes.

El recinto donde estaba guardada la droga, denominado "bunker", estaba cerrado con llave de seguridad pero ésta se encontraba en un cajón, al alcance de los trabajadores u otras personas.

Este robo se produjo tras la desaparición en el año 2008 de 154 kilos de cocaína y heroína de la Jefatura de Policía de Sevilla, hecho por el que cumplen prisión Lars S.M., expolicía de la UDYCO, y su cómplice Manuel A.N., mientras que sus esposas están acusadas de cómplices y por blanqueo de los cuatro millones de euros presuntamente obtenidos de la venta de la droga.

Mostrar comentarios