Miércoles, 17.10.2018 - 14:50 h
El Gobierno de Pedro Sánchez

El juez del 'caso Popular' sopesa irse a Justicia como 'número dos' de Delgado

La  ministra ha ofrecido el puesto de secretario de Estado a Fernando Andreu, el instructor de de la salida a Bolsa de Bankia o las tarjetas 'black'

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu dejó en libertad a 31 de los 32 detenidos de la Camorra.
El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu sopesa convertirse en el 'número dos' de la nueva ministra de Justicia, Dolores Delgado. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 ha recibido la oferta de la exfiscal para convertirse en secretario de Estado de Justicia, aunque, según fuentes del ministerio, todavía no ha dado su respuesta. Andreu ha sido el instructor del caso de la salida a Bolsa de Bankia y de las tarjetas 'black' de Caja Madrid, en el que fueron condenados el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato y el expresidente de la caja, el fallecido Miguel Blesa. Desde el pasado año instruye además el caso instado por accionistas y bonistas del Banco Popular sobre la quiebra de la entidad en el que están imputados sus dos últimos presidentes, Ángel Ron y Emilio Saracho.

Andreu es, además, el juez que investiga los atentados yihadistas del pasado agosto en Barcelona y Cambrils, en los que murieron 18 personas después de que una célula del Estado Islámico atropellara a decenas de personas en la Rambla y en el Paseo Marítimo de Cambrils (Tarragona). El juez mantiene en prisión a los dos únicos sospechosos que quedaron vivos. Uno es el melillense Mohamed Houli Chemlal, que sobrevivió a las explosiones de la casa de Alcanar, el cuartel general de los terroristas. El otro es Driss Oukabir, que alquiló la furgoneta con la que se produjo el atentado en pleno centro de Barcelona.

Entre otros casos que han pasado por sus manos está la Operación Emperador, la organización criminal china dirigida por Gao Ping que se dedicaba al fraude fiscal masivo mediante la importación de mercancías desde el país asiático para los miles de bazares de todo a cien que hay en España. Los miembros de la célula, además, recurrieron a sistemas complejos de blanqueo de capitales, como la entrega de efectivo a españoles con cuentas en el extranjero a cambio de una transferencia más una comisión. Andreu ha sido, además, el instructor de varios casos relacionados con la mafia georgiana, como el del capo Zakhar Kalashov.

Firme partidario de la justicia universal

El juez, además, ha sido un firme partidario de la jurisdicción universal, lo que le ha causado no pocos problemas. En 2009 admitió a trámite una investigación por un bombardeo israelí en Gaza que acabó con la vida del líder de Hamás Salah Shehadeh y otros 14 civiles inocentes más. El caso, en el que resultó imputado el exministro de Defensa Israelí, Benjamín Ben Eliezer por crímenes de guerra, terminó archivado por la reforma legal del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que impidió instruir estas causas. También admitió a trámite una querella contra el presidente ruandés Paul Kagame y su cúpula por el supuesto genocidio de los tutsi sobre los hutu, posterior al de los hutu sobre los tutsi en el país africano.

La propuesta de Delgado a Andreu tiene mucho de personal. Ambos, junto a Baltasar Garzón y Santiago Pedraz mantienen lazos de amistad desde hace muchos años por su trabajo en el tribunal del terrorismo. El titular del Juzgado Central 4 es una persona discreta y trabajadora. Como la ministra, es considerado un progresista (es miembro de Juezas y Jueces para la Democracia). Si acepta el puesto tendrá que hacer frente junto a su compañera de toda la vida a las reivindicaciones que, en los últimos meses, han llevado a centenares de compañeros a la huelga en demanda de más medios para hacer su trabajo.  

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios