Jueves, 20.06.2019 - 14:00 h
Por nueve votos a favor y ninguno en contra

El jurado descarta el daño cerebral y halla culpable a Nogueira de la matanza de Pioz

Los hechos ocurrieron el 17 de agosto de 2016, cuando Nogueira acudió al chalé de Pioz  y acabó con la vida de sus tíos y sus primos pequeños.

El juicio por el crimen de Pioz ha dado comienzo en la Audiencia Provincial de Guadalajara
Patrick Nogueira, autor confeso del cuádruple asesinato de Pioz (Guadalajara). EFE

El jurado popular encargado de juzgar en la Audiencia Provincial de Guadalajara el cuádruple crimen de Pioz en agosto de 2016 ha condenado culpable a Patrick Nogueira de las muertes de sus tíos y de los hijos de estos, de 1 y 4 años.

Con nueve votos a favor y ninguno en contra, tras prácticamente dos días de deliberación, los nueve miembros del jurado popular han considerado a Nogueira culpable de "haber dado muerte" a los cuatro miembros de la familia "intencionadamente".

Consideran probados los hechos porque así lo relata el acusado en su declaración. Según el jurado, no se puede conocer si Patrick Nogueira tiene un daño psíquico. Pero concluyen que el acusado tenía capacidad cognitiva en el momento del crimen. La sentencia la determinará más tarde la magistrada Elena Mayor, encargada de presidir el juicio.

El pasado viernes el tribunal del jurado, compuesto por siete hombres y dos mujeres, entregó el veredicto para ser leído a las 19 horas del viernes, pero finalmente les fue devuelto debido a la falta de motivación. Es una posibilidad que está contemplada en la Ley del Jurado, artículos 63 y 64, según señalaron fuentes del Tribunal Superior de Castilla-La Mancha.

Una matanza

Los hechos que se juzgan ocurrieron el 17 de agosto de 2016, cuando Patrick Nogueira acudió al chalé de Pioz donde vivía su tío, Marcos Campos, la mujer de éste, Janaina Santos, ambos de 39 años y procedentes de Brasil, y sus dos hijos, de 1 y 4 años de edad, y acabó con la vida de todos ellos.

A los dos adultos los mató, descuartizó y metió en bolsas de plástico y a los dos niños, tras asesinarlos, los guardó también en bolsas de plástico. Los cuerpos sin vida de los cuatro miembros de la familia no fueron descubiertos hasta un mes después, en concreto el 17 de septiembre de 2016, cuando un empleado de mantenimiento alertó a los vigilantes de seguridad de la urbanización del mal olor que procedía de la vivienda.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios