El líder conservador británico admite que las elecciones serán "reñidas"

  • Londres.- El líder del Partido Conservador británico, David Cameron, admitió hoy que las elecciones generales de esta primavera serán "reñidas" pero dijo que los "tories" deben ganarlas porque el país está sumido en un "absoluto desastre".

El líder conservador británico admite que las elecciones serán "reñidas"
El líder conservador británico admite que las elecciones serán "reñidas"

Londres.- El líder del Partido Conservador británico, David Cameron, admitió hoy que las elecciones generales de esta primavera serán "reñidas" pero dijo que los "tories" deben ganarlas porque el país está sumido en un "absoluto desastre".

En un discurso pronunciado ante los afiliados conservadores reunidos hoy en Brighton, sur de Inglaterra, el líder del principal partido de la oposición británica insistió en que el Reino Unido necesita un "cambio" para acabar con las "deudas" y el "derroche" del primer ministro, el laborista Gordon Brown.

"Esta elección siempre resultaría reñida, esta elección siempre sería entre laboristas o conservadores, entre Gordon Brown o yo", afirmó Cameron, cuyo discurso fue improvisado.

"Esta es una elección que tenemos que ganar porque nuestro país está en un absoluto desastre y es nuestro deber patriótico darle la vuelta y dar al país un futuro mejor", agregó.

Creo -dijo- que todo el mundo en este país sabe que otros cinco años de Gordon Brown serían desastrosos para Reino Unido porque supondrían otros cinco años de "derroche, deudas e impuestos.

En ese sentido, el líder "tory" se burló de Brown (ministro de Economía en los Gobiernos de Tony Blair -1997/2007) porque se presenta como "una especie de genio económico".

"¿Qué tipo de genio es él que duplica la deuda nacional? (...) Este no es un genio, esto es incompetencia", dijo.

En su intervención, Cameron apeló al temor sobre las consecuencias de no atajar el abultado déficit británico al señalar que, de no tomarse medidas, los tipos de interés subirán, la confianza en el país descenderá y el Reino Unido se sumirá en "una recesión más oscura, más profunda".

El político conservador destacó que el Reino Unido necesita un cambio para mejorar la sanidad y la educación y atraer inversiones.

Cameron reconoció lo difícil que lo tendrá en los comicios de esta primavera, que deberán celebrarse como muy tarde en junio, después de que un sondeo sobre intención de voto publicado hoy situase a las dos principales formaciones del país con una diferencia entre ellas de tan sólo dos puntos.

La encuesta, hecha por la firma YouGov y publicada hoy en el dominical "The Sunday Times", otorga al Laborismo el 35 por ciento de apoyo, un ascenso de dos puntos frente a otra publicada la semana pasada, mientras que los conservadores, primeros de la oposición, retrocedieron dos puntos hasta situarse en el 37 por ciento.

Esta es la diferencia más pequeña entre las dos principales formaciones del Reino Unido en más de dos años.

El Partido Liberal Demócrata, tercera formación del país, se mantuvo sin cambios, en el 17 por ciento, indica YouGov, que entrevistó a 1.436 adultos entre el 25 y 26 de febrero.

Este sondeo sugiere que las recientes revelaciones en la prensa de que Brown fue agresivo verbalmente con su personal en la residencia oficial de Downing Street pudieron haberle ayudado.

Además, la consulta pone de manifiesto la preocupación de los electores por los antecedentes elitistas del líder "tory" y su falta de empatía con las familias, según el rotativo.

La última vez que la diferencia entre las dos principales formaciones del país fue tan pequeña fue en el otoño de 2007, cuando la popularidad de Brown empezó a descender por su decisión de no convocar entonces elecciones generales, si bien podía hacerlo.

Mostrar comentarios