El mercado inmobiliario en Estados Unidos empieza a cobrar vida

  • Aumentan el precio de la vivienda y la venta de viviendas nuevas. La estabilización del sector inmobiliario es buen síntoma de mejora en la economía y en el conjunto del sector financiero.
La estabilidad del sector inmobiliario es un síntoma de mejora en la economía
La estabilidad del sector inmobiliario es un síntoma de mejora en la economía
Ana P. Alarcos
Ana P. Alarcos

Los indicadores de Estados Unidos están manteniendo estos días la misma tendencia: el alza. Esta racha positiva viene derivada del sector inmobiliario que se remonta a los resultados conseguidos antes de que estallara la crisis.

Hace unos días se conocía que la confianza en la venta de viviendas de segunda mano aumentaba un 3,6% (el tercer aumento mensual consecutivo) y las siguientes inyecciones no han tardado en llegar: la venta de viviendas nuevas se ha incrementado en un 11% (la mayor subida en ocho años), superando así todas las previsiones. También ha batido record el precio de la vivienda, que el pasado mes de mayo subió por primera vez en tres años. El dato (de +0,5%) ha sido publicado de acuerdo al índice Case-Shiller por la agencia de calificación Standard & Poor’s.

A pesar del incremento de la tasa mensual, la interanual registra una caída del 17,1%, aunque los analistas no esperaban una cifra inferior al -18%, algo inferior al resultado de abril (un -18,1% en la tasa anual y un -0,6% en la mensual).

Parece que las bolsas norteamericanas han seguido los pasos del sector inmobiliario porque, en estos momentos, están moderando sus caídas cerca de un 0,3%. Aún es pronto para saber si ha sido así, aunque de todas maneras los analistas reciben estos datos con los brazos abiertos ya que la estabilización del mercado inmobiliario es uno de los primeros pasos y un síntoma asegurado de una mejora en la economía y en el conjunto del sector financiero.

La confianza de consumo cae por segundo mes consecutivo
La confianza de consumo en Estados Unidos ha caído casi 3 puntos entre junio y julio (ha pasado de 49,3 puntos a 46,6 puntos), a pesar de que el mercado esperaba niveles cercanos a los del periodo anterior.
La valoración de la situación actual cae hasta 23,4 puntos desde los 25 alcanzados en junio. Además. También se reducen las expectativas: de 65,5 hasta niveles de 62.

Pero estas no son las únicas expectativas que bajan en el país que preside Barack Obama. Por lo que respecta a la inflación, las expectativas bajan hasta niveles de 5,5 % frente al 5,9 % del periodo anterior. De esta forma se llegaría a reducir la cifra alcanzada en mayo (de 5,6%).

Mostrar comentarios