El ministro griego de Finanzas asegura que no hay problemas de liquidez

  • El ministro griego de Finanzas, Gikas Jardúvelis, aseguró hoy que Grecia "no tiene problemas de liquidez", en un mensaje dirigido claramente a tranquilizar a los mercados tras la convocatoria de elecciones anticipadas para el próximo 25 de enero.

Atenas, 29 dic.- El ministro griego de Finanzas, Gikas Jardúvelis, aseguró hoy que Grecia "no tiene problemas de liquidez", en un mensaje dirigido claramente a tranquilizar a los mercados tras la convocatoria de elecciones anticipadas para el próximo 25 de enero.

"No hay problemas de liquidez. Si aparecieran, emitiríamos Letras del Tesoro. Creo que necesitaremos liquidez en marzo", dijo escuetamente Jardúvelis ante las cámaras tras el resultado de la tercera votación parlamentaria, en la que el candidato del Gobierno a la Presidencia del país, Stavros Dimas, no logró salir elegido, lo que obliga a la convocatoria de elecciones generales.

No obstante, el ministro manifestó su temor de que las reformas emprendidas por el Gobierno de Andonis Samarás puedan sufrir retrasos.

"Creo que habrá retraso en las reformas. Si después estamos vigilantes recuperaremos el tiempo perdido. Hay dificultades", dijo el ministro.

A mediados de enero está previsto que la troika de acreedores regrese a Grecia para continuar con la quinta evaluación del programa de reformas, tras obtener Atenas una prórroga de dos meses para el vencimiento de la parte europea del rescate.

De la buena marcha de esa evaluación depende en principio si Grecia obtiene un crédito reforzado que sustituya el rescate y que iría unido a condiciones menos estrictas.

El líder de la izquierda, Alexis Tsipras, quien encabeza todas las encuestas electorales, ha dejado claro que no aceptará ningún acuerdo que pueda firmar el Gobierno saliente.

Jardúvelis dejó claro que representará a Grecia en el próximo Eurogrupo que se celebrará el 26 de enero, un día después de las elecciones.

La Bolsa de Atenas había abierto con un fuerte descalabro de 6 % que llegó a alcanzar hasta los diez puntos porcentuales a lo largo de la mañana.

Tras la votación, sin embargo, la curva volvió a remontar algo y a las 12.00 horas GMT el índice general de la Bolsa estaba en 798,41 puntos, 6,42 % por debajo del cierre del viernes.

Mostrar comentarios