Jueves, 12.12.2019 - 19:02 h
Lleva al menos 3.000 kilos de cocaína 

El narcosubmarino alcanzó Galicia tras veinte días navegando desde Colombia

El sumergible que los buzos de la Guardia Civil tratan de reflotar tiene cerca de veinte metros de eslora y un coste de 2,5 millones de euros.

narco submarino
Embarcación de la Guardia Civil en el puerto del Aldán. /Efe

El submarino cargado con alrededor de 3.000 kilos de cocaína y que está hundido frente a la ría de Aldán, en Pontevedra, llevaba más de veinte días de navegación desde Sudamérica, donde fue cargada la droga posiblemente en Colombia.

Fuentes de la investigación han indicado a Efe que se trata de la primera vez que un sumergible es detectado en Europa para introducir droga, y que este método ha sido empleado en ocasiones por organizaciones de narcotraficante para llegar a Estados Unidos con cargamentos de cocaína.

Las pesquisas se centran ahora en determinar qué organización de narcos era la receptora de la droga. Fuentes próximas al operativo, que integran Policía Nacional, Guardia Civil y Agencia Tributaria, han destacado a Efe que se trata de un grupo "muy fuerte" y no descartan que se produzcan detenciones en los próximos días.

Un coste millonario

El submarino que efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil tratan de reflotar con la instalación de hinchables tiene cerca de veinte metros de eslora y un coste de 2,5 millones de euros.

Aunque las primeras pesquisas cifran que la embarcación está cargada con 3.000 kilos de cocaína de gran pureza, las fuentes no descartan que la cantidad sea superior ya que hay fardos tanto en el interior del submarino como en el fondo del mar, debido a que los tripulantes trataron de deshacerse de parte de la mercancía.

Destino Asturias

La reconstrucción de la travesía del submarino que hacen los investigadores sitúa el inicio de la navegación hace más de veinte días desde Colombia.

Fue después cuando las fuerzas de seguridad recibieron información de que una embarcación sospechosa navegaba por el Atlántico hacia las costas gallegas pasando por las de Portugal, si bien fuentes cercanas a la investigación han apuntado a Efe que el destino final estaba más cerca de las costas asturianas.

De hecho, estas mismas fuentes han indicado que los tres tripulantes llegaron a aguas asturianas pero por un problema en el submarino, se dieron la vuelta y regresaron a la costa gallega. Las fuentes han precisado a Efe que el objetivo era que la droga fuera trasladada a otra embarcación, una operación que los tripulantes no llegaron a hacer y que, con toda probabilidad, fue la razón para que decidieran hundir el submarino y darse a la fuga.

Los tres tripulantes -dos de nacionalidad ecuatoriana y uno español- se lanzaron al agua. Los dos primeros fueron detenidos en la vecina playa de Foxo, mientras que el tercero está huido.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING