El nuevo sistema antimisiles fortalece la protección de Europa, según el Pentágono

  • Washington.- El nuevo sistema antimisiles que EE.UU. pretende instalar a partir de 2011 fortalecerá el andamiaje de defensa en Europa contra la amenaza iraní y no supone un "abandono" de los compromisos con Polonia y la República Checa, dijeron hoy ante el Senado funcionarios de alto rango del Pentágono.

El nuevo sistema antimisiles fortalece la protección de Europa, según el Pentágono
El nuevo sistema antimisiles fortalece la protección de Europa, según el Pentágono

Washington.- El nuevo sistema antimisiles que EE.UU. pretende instalar a partir de 2011 fortalecerá el andamiaje de defensa en Europa contra la amenaza iraní y no supone un "abandono" de los compromisos con Polonia y la República Checa, dijeron hoy ante el Senado funcionarios de alto rango del Pentágono.

Durante una audiencia del Comité de Servicios Armados del Senado, los funcionarios defendieron la decisión del presidente de Barack Obama, el pasado día 17, de reemplazar el sistema antimisiles del Gobierno anterior con otro más flexible capaz de destruir misiles de corto y mediano alcance.

"Estamos fortaleciendo, no desmantelando el sistema de defensa. Es una mejor defensa para Europa y también para EE.UU.", afirmó en su testimonio la subsecretaria de Defensa para asuntos políticos, Michele Flournoy.

Agregó que EE.UU. mantiene sus compromisos de defensa con Polonia y la República Checa y que en las próximas semanas realizarán más "consultas estratégicas" con ambas naciones sobre el papel que éstas pueden jugar en la nueva "arquitectura de defensa antimisiles".

De acuerdo con Flournoy, Irán cuenta con misiles capaces de alcanzar blancos en Oriente Medio, Turquía y la región del Cáucaso, e intenta desarrollar misiles que puedan tener mayor alcance en Europa.

A corto y mediano plazo, advirtió Flournoy, los misiles de Irán suponen una amenaza para la seguridad de los aliados de EE.UU. y las fuerzas estadounidenses desplazadas en Europa, lo que hace más urgente crear un sistema antimisiles en el Viejo Continente.

En ese sentido, dijo que el nuevo sistema portátil, con el que se distribuirían interceptadores SM-3 y radares por tierra, mar y aire, ofrece una "flexibilidad geográfica" que no tenía el sistema aprobado a comienzos de 2007.

Según el presidente del Comité, el demócrata Carl Levin, el nuevo andamiaje de defensa responde de forma más directa a la amenaza iraní, fomenta la cooperación con Rusia, "amplía y mejora nuestra capacidad de defensa" y "defenderá a todos nuestros aliados", por lo que no debe ser un tema que cree división.

Sin embargo, el senador republicano y ex candidato presidencial John McCain insistió en que el nuevo plan sólo demuestra a la comunidad internacional que Estados Unidos. "no está preparado para apoyar a sus amigos" y abandona su compromiso con Polonia y la República Checa.

Washington, aseguró McCain, necesita emitir una "respuesta prudente" a la amenaza del régimen iraní y el cambio en el sistema de defensa antimisiles envía "el mensaje equivocado en el momento equivocado".

La audiencia se produjo en momentos en que, durante la Asamblea General de Naciones Unidas, el presidente ruso, Dmitry Medvédev, dejó abierta la posibilidad de que su país apoye posibles sanciones contra Irán, ante la decisión de EE.UU. de abandonar el escudo antimisiles en Europa del Este.

Mostrar comentarios