Martes, 22.05.2018 - 00:41 h
con los votos de JxCat, ERC y la CUP

El Parlament reconoce la legitimidad de Puigdemont pero reniega de la DUI

Aprueba una propuesta de resolución en la que también avala el "referéndum de autodeterminación" y rechaza activar la cuenta atrás de la investidura.

El presidente del Parlament, Roger Torrent (d), y el vicepresidente primero, Josep Costa (i), hablan con el letrado de la cámara, Xavier Muro (c)
El presidente del Parlament, Roger Torrent, el vicepresidente primero, Josep Costa (i), y el letrado de la cámara, Xavier Muro (c). / EFE

Mañana de tensiones en el seno de la Mesa del Parlament. Finalmente el pleno ha aprobado con los votos de JxCat, ERC y la CUP una resolución que ratifica "la confianza en Carles Puigdemont como presidente" de la Generalitat de Cataluña, pero ha evitado ratificar también la declaración de independencia del 27 de octubre de 2017.

Los tres grupos independentistas han aprobado así una restitución simbólica del presidente cesado y actualmente en Bélgica, pero no lo han investido de forma efectiva, ya que esto abriría un nuevo contencioso con el Tribunal Constitucional.


La resolución aprobada también reivindica el referéndum del 1 de octubre de 2017, y califica de "ilegal e ilegítima" la destitución de Puigdemont y de su Govern que se hizo efectiva cuando el Senado dio luz verde a la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

El Parlament, que ha rechazado las peticiones de reconsideración de Ciudadanos, el PSC y el PPC contra las enmiendas de la CUP a la propuesta de JxCat, ha procedido al debate y votación de las resoluciones presentadas por los grupos parlamentarios.

La más polémica era la impulsada por JxCat, que finalmente no incorpora la enmienda de la CUP que planteaba "reafirmar" la declaración de independencia aprobada el 27 de octubre pero sí exige que el Gobierno del Estado "cese las injerencias" sobre las instancias judiciales para impedir que se materialice la voluntad democrática "legítimamente expresada en el referéndum de autodeterminación de Cataluña del 1 de octubre".


Asimismo ha rechazado poner en marcha el reloj de dos meses como fecha límite para la investidura del presidente de la Generalitat como habían propuesto los grupos de Ciudadanos, PSC-Units per avançar y PPC, así como una referencia a actuar dentro de la ley y con respeto a todos los diputados.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios