Martes, 26.03.2019 - 10:03 h
Apuesta por la eólica

El plan de energía prevé cerrar cuatro centrales nucleares hasta el año 2030

El Ejecutivo sostiene que la entrada de más renovables para recortar las emisiones de gases de efecto invernadero bajará la luz un 12% en 2030

Fotografía renovables
El plan de energía prevé cerrar cuatro centrales nucleares hasta el año 2030. / Vestas 

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, presentado por el Gobierno con dos meses de retraso, prevé el cierre de cuatro de los siete reactores nucleares en operación en 2030. El apagón nuclear se completará en 2035. El Plan, que según fuentes del Gobierno es conocido por las empresas, ha tenido en cuenta las indicaciones de la compañía pública de residuos Enresa sobre las dificultades para gestionar residuos peligrosos y desmantelar centrales en periodos más cortos. El calendario de cierres implica que algunas de las centrales superarán el límite de 40 años de vida útil.

El Plan será revisado por Bruselas en los próximos meses. No obliga a futuros Gobiernos a cumplirlo. En grandes líneas: apuesta por la energía eólica -prevé duplicar la potencia instalada-; multiplicar por siete la fotovoltaica, cierra las centrales de carbón y cuatro nucleares, y mantiene las plantas de generación con gas. Según el Gobierno, si el plan se cumple, la factura eléctrica sería un 12% más barata en 2030.

La posibilidad de que algunas centrales funcionen más allá de los 40 años contradice el programa electoral del PSOE, que abogaba por ese límite y esquiva también las recomendaciones del comité de expertos que presidió la actual ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

El denominado Consejo Asesor para la Transición Ecológica de la Economía (CAPTE) que reunió el PSOE abogó en su informe por acabar con la generación nuclear y térmica de carbón en la década de 2020-2030; sacar al petróleo de los usos energéticos en la década 2030-2040, y eliminar también el gas natural, la energía de transición, para 2050.

La planificación, enviada hoy mismo a Bruselas, apuesta por elevar el porcentaje de penetración de las renovables hasta el 42% en 2030 -10 puntos por encima de lo aprobado en la UE-. En el sector eléctrico, ese porcentaje llegará al 70%.

Según datos adelantados por El Periódico de la EnergíaEl Plan prevé para el año 2030 una potencia total instalada en el sector eléctrico de 157 GW, de los que 50 GW serán energía eólica; 37 GW solar fotovoltaica; 27 GW ciclos combinados de gas; 16 GW hidráulica; 8 GW bombeo; 7 GW solar termoeléctrica; y 3 GW nuclear, así como cantidades menores de otras tecnologías.

Estrategia global

Estas medidas llegan en una semana en la que el Ejecutivo ha pisado el acelerador en materias de transición energética, con tres proyectos distintos presentados en el mismo Consejo de Ministros. El primero, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC) que ya desveló Pedro Sánchez esta misma semana y que contempla la creación de 300.000 empleos antes de 2030 y más de 230.000 millones de euros de inversión público-privada.

Como parte de ese Plan Nacional de Energía, el Ejecutivo también aprueba este viernes la Estrategia de Transición Justa que, básicamente, busca dar oportunidades de empleo a quienes pueden perderlos en ese proceso de transición a un modelo de desarrollo bajo en carbono.

También ha pasado por Moncloa el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética (LCCTE). Su objetivo: reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), introducir energías renovables y ser más eficientes en el uso de la energía. Para 2030, la meta es reducir las emisiones de GEI en al menos un 20% con respecto a 1990. También, generar el 70% de la electricidad con renovables y asegurar que al menos el 35% del consumo final de energía proviene de renovables.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios