El PNV y el PSE comparten que no es momento de bajar impuestos ni de grandes cambios fiscales

  • Bilbao.- El PNV y el PSE-EE han compartido hoy la reflexión de que no es el momento de bajar impuestos ni de realizar "grandes movimientos en la política fiscal a corto plazo", tras la reunión que ambas formaciones han mantenido en la segunda ronda de contactos iniciada por los nacionalistas sobre su propuesta de pacto de estabilidad institucional y presupuestaria.

El PNV y el PSE comparten que no es momento de bajar impuestos ni de grandes cambios fiscales
El PNV y el PSE comparten que no es momento de bajar impuestos ni de grandes cambios fiscales

Bilbao.- El PNV y el PSE-EE han compartido hoy la reflexión de que no es el momento de bajar impuestos ni de realizar "grandes movimientos en la política fiscal a corto plazo", tras la reunión que ambas formaciones han mantenido en la segunda ronda de contactos iniciada por los nacionalistas sobre su propuesta de pacto de estabilidad institucional y presupuestaria.

La reunión, que se ha prolongado durante aproximadamente una hora en la sede central del PNV en Bilbao, ha servido para que ambos partidos constaten que existe un "diagnóstico compartido" en cuestiones como la fiscalidad, los servicios sociales y la situación financiera de los Ayuntamientos.

Estos son los temas que hoy han estado sobre la mesa, según han explicado a los medios tanto la secretaria de la Ejecutiva del PNV, Belén Greaves, como el portavoz parlamentario del PSE, José Antonio Pastor.

Ambos han calificado el encuentro de "positivo", y Greaves ha opinado que la reunión "ha ido muy bien en el sentido de que el PSE-EE ha compartido una vez más el diagnóstico de los problemas existentes" y también las propuestas "muy delimitadas" que en materia fiscal ha presentado la formación nacionalista.

"Comparten que la revisión del sistema tributario ha de hacerse a medio plazo", ha indicado sobre los socialistas la dirigente del PNV, que ha subrayado que su partido propone mantener el actual sistema tributario a corto plazo y eliminar la bonificación de 400 euros en el IRPF para los contribuyentes de rentas superiores a los 18.000 euros.

Pastor ha explicado que su formación coincide en que no es el momento de bajar los impuestos y tampoco de realizar "grandes movimientos la política fiscal a corto plazo", y ha indicado que en el encuentro de hoy se ha acordado aprovechar los cauces institucionales existentes para "seguir explorando las posibilidades de alcanzar acuerdos".

Mostrar comentarios