El presidente de Nigeria ordena aumentar la seguridad en Abuya tras el ataque

  • El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, ordenó hoy incrementar la seguridad en Abuya, tras la explosión que ha causado decenas de muertos en un ataque contra una de las estaciones de autobuses más concurridas de la capital.

Abuya, 14 abr.- El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, ordenó hoy incrementar la seguridad en Abuya, tras la explosión que ha causado decenas de muertos en un ataque contra una de las estaciones de autobuses más concurridas de la capital.

El ataque, registrado a primera hora de la mañana en el área de Nyanya, en las afueras de Abuya, fue perpetrado con bombas, según informó el portavoz de la Presidencia nigeriana, Reuben Abati, en su perfil de Twitter.

El presidente nigeriano trasladó sus "sentidas condolencias" a las familias de las víctimas, cuyo número oficial todavía no ha sido hecho público, aunque los medios locales elevan hasta 200 la cifra de muertos.

"El presidente Jonathan dirige los servicios médicos, que están haciendo todo lo posible para salvar las vidas de los heridos en el atentado de Nyanya", precisó Abati.

La explosión se produjo a las 06.45 hora local (05.45 GMT), cuando numerosos trabajadores de las afueras de la capital toman autobuses para ir al centro de la ciudad.

Los equipos de rescate y de seguridad han restablecido la calma en la estación, donde todavía puede verse una columna de humo entre los restos de los autobuses destrozados, muchos de ellos salpicados de sangre.

Cadáveres mutilados y restos corporales siguen esparcidos en el lugar de la masacre, mientras que los heridos han sido trasladados a varios hospitales de la capital.

Un total de 23 cuerpos han sido trasladados a la morgue del Asokoro District Hospital, donde también han sido atendidas 25 personas, informaron las televisiones locales.

El inspector general de la Policía de Nigeria, Mohammed Abubakar, y el consultor de Seguridad Nacional Sambo Dasuki son algunos de los oficiales de seguridad que ya han visitado la escena del ataque.

Ningún grupo se ha atribuido todavía la responsabilidad del ataque, si bien expertos de seguridad apuntan a una acción del grupo radical islámico Boko Haram, muy activo en el norte del país.

El atentado se produce dos semanas después de que una veintena de miembros de la secta islámica murieran en enfrentamientos contra las Fuerzas de Seguridad nigerianas cuando intentaban escapar de un centro de detención en la sede los Servicios de Seguridad Nigerianos en Abuya.

Este mismo grupo causó ayer la muerte de al menos 98 personas en un ataque contra tres localidades del norte de Nigeria, en el Estado de Borno.

Los ataques de este grupo terrorista en el noroeste del país han obligado a 250.000 personas a huir de sus hogares en lo que va de año, periodo en el que han causado cerca de 700 muertos.

Desde 2009, cuando la policía acabó con el líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 3.000 muertos.

Mostrar comentarios