El presidente regional vasco propone "un gran acuerdo para la concordia"

  • El presidente regional vasco, el socialista Patxi López, propuso hoy "un gran acuerdo para la concordia" basado en el reconocimiento a las víctimas de la organización terrorista ETA y que contempla el acercamiento de los presos de la banda a cárceles del País Vasco.

Vitoria (España), 29 sep.- El presidente regional vasco, el socialista Patxi López, propuso hoy "un gran acuerdo para la concordia" basado en el reconocimiento a las víctimas de la organización terrorista ETA y que contempla el acercamiento de los presos de la banda a cárceles del País Vasco.

En un discurso en el Parlamento regional, López presentó su plan de paz y convivencia, tras afirmar que el País Vasco, comunidad autónoma del norte de España, vive "un nuevo tiempo" en el que ETA ya no condiciona la vida ciudadana y nadie reivindica la violencia terrorista.

Recordó que incluso los presos de la banda armada se sumaron la pasada semana al llamado Acuerdo de Gernika, que hace un año pidió un alto el fuego a ETA y el fin de la violencia.

En esta nueva situación de fin del ciclo terrorista, el presidente vasco planteó "un gran acuerdo para la concordia" basado en diez premisas, entre las que figuran elaborar un "relato veraz" de lo ocurrido, el reconocimiento público a las víctimas del terrorismo y la exigencia del final de ETA "sin contrapartida ni condición".

También citó la petición a los presos de que rompan definitivamente con la organización terrorista y una orientación "consensuada" y "flexible" de la política penitenciaria que facilite un "acercamiento progresivo" de los presos etarras a cárceles próximas al País Vasco, siempre que ello favorezca su reinserción social.

López propuso asimismo dar un "reconocimiento legal" a "todas las sensibilidades políticas que aceptan el sistema democrático y asumen el cumplimiento de la legalidad".

En la actualidad y desde el año 2002 está vigente en España la Ley de Partidos, por la que en 2003 fue ilegalizada Batasuna, formación considerada el brazo político de ETA.

Desde entonces, otras formaciones de la izquierda independentista vasca fueron prohibidas por su vinculación con la organización terrorista.

López también anunció que el Gobierno Vasco impulsará la creación de un Instituto de la Memoria y la Tolerancia que coordine todas las actuaciones en recuerdo a las víctimas y fomente el relato de lo sucedido.

El pasado 23 de septiembre, los presos de ETA anunciaron su adhesión al acuerdo que hace un año reclamó a la organización terrorista un "alto el fuego permanente, unilateral y verificable por la comunidad internacional, como expresión de voluntad para el definitivo abandono de su actividad armada".

ETA, que busca por las armas la independencia del País Vasco de España, declaró un alto el fuego el pasado mes de enero, y desde hace más de dos años no ha cometido ningún atentado en España.

El Gobierno y las fuerzas políticas españolas consideraron insuficiente la declaración de alto el fuego de enero, ya que no incluía la decisión de abandonar definitivamente la violencia.

Mostrar comentarios