El príncipe Enrique es recibido por bailarines de samba en el Pao de Azúcar

  • El príncipe Enrique de Inglaterra fue recibido esta noche por bailarines de una escuela de samba de Río de Janeiro en el cerro Pao de Azúcar, adonde acudió para lanzar una campaña mundial de promoción del Reino Unido en el exterior.

Río de Janeiro, 9 mar.- El príncipe Enrique de Inglaterra fue recibido esta noche por bailarines de una escuela de samba de Río de Janeiro en el cerro Pao de Azúcar, adonde acudió para lanzar una campaña mundial de promoción del Reino Unido en el exterior.

La primera pareja de bailarines de la escuela de samba Uniao da Ilha, que en el pasado carnaval dedicó su desfile a Londres, recibió al príncipe, tercero en la línea de sucesión del trono británico.

El príncipe Enrique observó con atención la presentación de los bailarines y músicos de la escuela y posó para fotografías con decenas de personas que coincidieron con él en la estación de teleférico que lleva al Pao de Azúcar, uno de los principales atractivos turísticos de Río.

Posteriormente, el heredero británico se trasladó a un salón donde asistió con un grupo de invitados especiales a la presentación de la campaña "Great", que busca optimizar el potencial económico del Reino Unido a través de los grandes eventos que albergará este año, como los Juegos Olímpicos de Londres y el Jubileo de Diamante de la Reina Isabel II.

La visita del príncipe tiene también como objetivo ampliar las relaciones del Reino Unido con Brasil.

El hijo menor del príncipe Carlos llegó en la mañana de hoy al aeropuerto internacional Tom Jobim de Río de Janeiro procedente de Jamaica, donde estuvo de visita en los últimos días, y de inmediato se dirigió con su comitiva a un hotel del turístico barrio de Copacabana donde se hospeda.

Durante la tarde, el príncipe y su comitiva almorzaron en un restaurante de carnes a la brasa y después fueron a un bar en el barrio de Ipanema, según informaron los medios locales.

Enrique, que permanecerá hasta el domingo en Brasil, también hizo un sobrevuelo en helicóptero por los puntos turísticos de la ciudad, como el Cristo Redentor y el propio Pao de Azúcar.

Mañana, el hijo menor del príncipe Carlos y de la fallecida Diana de Gales participará en un evento deportivo en el Aterro de Flamengo, un inmenso parque que bordea la bahía de Guanabara, en Río.

Más tarde, Enrique visitará la favela Complexo do Alemao de donde hace más de un año las fuerzas del orden expulsaron a los traficantes de drogas que durante años dominaron el sector.

El príncipe Enrique cerrará sus actividades en Brasil el domingo, día en que disputará en la ciudad de Campinas, a 100 kilómetros de Sao Paulo, un partido de polo de la Copa Sentebale Royal, creada el año pasado para recaudar fondos para los huérfanos y niños en situación vulnerable de Lesoto.

El heredero británico liderará el equipo Sentebale, que jugará con el St. Regis, encabezado por el jugador argentino Nacho Figueiras.

Mostrar comentarios