El PSOE tendrá más poder, pero pactando con un partido que le puede engullir

    • El PSOE sigue sin encontrar su suelo y ha visto cómo la fragmentación de la izquierda le daña.
    • Sin embargo, el PSOE, más por la bajada del PP que por sus resultados, está en condiciones de gobernar en seis CCAA: Asturias, Extremadura, Valencia, Aragón, Baleares y Castilla-La Mancha.
Pedro Sánchez celebra el resultado: "Nuestra responsabilidad es articular gobiernos progresistas"
Pedro Sánchez celebra el resultado: "Nuestra responsabilidad es articular gobiernos progresistas"
G. R.

El PSOE intenta sonreír tras los resultados de las autonómicas y municipales. Ya se sabe que las elecciones son como el EGM, todo el mundo gana. Mirados con calma los resultados electorales solo demuestran dos cosas de forma rotunda: que el PP se hunde tras haber logrado su techo histórico, pero también pierde votos respecto a 2007, lo que es grave, y que el PSOE sigue sin encontrar su suelo y ha visto cómo la fragmentación de la izquierda le daña. Sánchez se enfrenta al dilema de pactar con el partido que le pueda quitar la bandera de la izquierda.

La catástrofe del PP ha servido de paraguasal PSOE, que pierde votos y concejales con respecto a hace cuatro años y en las grandes ciudades desaparece del mapa. Podrá tener más poder pero pactando con un rival que ya ha demostrado que puede engullir fuerzas en cuestión de meses.

La incapacidad del PP para poder pactar en las elecciones autonómicas y municipales, salvo con Ciudadanos, limita bastante sus movimientos. Así que el PSOE, más por la bajada del PP que por sus propios resultados, está en condiciones de gobernar en seis comunidades autónomas: Asturias, Extremadura, Valencia, Aragón, Baleares y Castilla-La Mancha. En Canarias es el partido más votado y puede entrar en el Gobierno junto con Coalición Canaria.

Cierto que el PSOE sigue siendo el partido de izquierdas más votado en todas las Comunidades autónomas donde supera a la marca 'Podemos'. Pero también ha quedado claro que las candidaturas de unidad popular le han pasado por encima en Madrid, donde Carmona va a poner la alfombra roja a Carmena y no al revés y que el PSC ha firmado su defunción en Barcelona. Tiene un problema serio en Catalunya el PSOE y ahí ha cimentado sus grandes victorias.

¿Sale reforzado el liderazgo de Pedro Sánchez? Susana Díaz parece haber claudicado y las tan cacareadas primarias pueden ser un problema añadido. Mucho caos para un partido con respiración asistida porque los votos recibidos en las elecciones municipales son un 25,03%, la cifra más baja de su historia…y estando en la oposición. Lo de Madrid es sintomático. Carmona logra solo 9 concejales. El PP se mantiene en la Comunidad.

El PSOE se beneficia de la debacle de los 'populares' --la diferencia entre ambos ha caído a 2 puntos desde los 10 de 2011--. Los socialistas pierden un millón de votos, y pasan de 6.275.314 votos y 21.766 concejales en 2011 a 5.526.049 votos y 20.749 concejales, lastrados por la aparición de candidaturas ciudadanas respaldadas por Podemos.

El resultado global es también inferior al 28,76 por ciento obtenido por el PSOE en las últimas elecciones generales --7 millones de votos que les dejaron en otro mínimo histórico, de 110 escaños, en el Congreso--.

Sin embargo, es mejor que el 23,01 por ciento de las europeas de junio de 2014 (3,6 millones de votos), una derrota que propició la marcha del entonces secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la llegada de Pedro Sánchez. Por eso, en el PSOE prefieren destacar el cambio de ánimo que ha vivido el partido en el último año.Caída en las grandes ciudades

Los socialistas no podrán liderar gobiernos alternativos al PP ni en Madrid ni en Valencia, el PSOE ha caído al tercer lugar en Zaragoza, en cambio alcanza la mayoría absoluta (51,8 por ciento de votos y 17 concejales) en Vigo. La revalidan también en Soria, que se convierte en la única capital de provincia con una mayoría absoluta, aunque el PSOE ha perdido un concejal (se quedan en 11) pese a mejorar levemente su porcentaje de votos (al 46,99 por ciento).

No obstante, quienes sí han mejorado sun resultados son los socialistas andaluces que, con un 34,34 por ciento desde el 32,5 por ciento de hace cuatro años, aportan al total nacional 1,31 millones de votos. En cambio, en la Comunidad de Madrid los socialistas han caído hasta el 18,16 en las municipales (desde el 24,13 por ciento hace 4 años) y han recibido un total de 575.825 votos.

Con estos mimbres el PSOE no debe estar del todo tranquilo. La caída del PP (que ha ganado las elecciones aunque no vaya a liderar muchos gobiernos) ha sido la gran baza para tapar la herida, pero esta sigue ahí. El efecto ZP sigue y otra izquierda distinta y algo más radical también. Contra todo ello deberá Pedro Sánchez lidiar para aspirar a ser presidente.

Mostrar comentarios