Domingo, 19.08.2018 - 09:35 h
El arma se está buscando en el bosque

El 'Rambo de Cantabria' a los agentes: "Iros si no queréis salir en el telediario"

Fue detenido después de que la Guardia Civil le tendiera una trampa. Cuando creía que no había agentes en su casa regresó desarmado y agotado.

Rambo de Cantabria
Rambo de Cantabria

Luciano ha caído. La Guardia Civil le ha tendido una trampa y cuando creía que el dispositivo de 100 agentes que le buscaba por los montes de Cantabria se habían desplazado hacia otra zona decidió regresar a su casa, en la que estuvo atrincherado hasta 24 horas y desde donde disparó en numerosas ocasiones a los agentes que acudieron a su llamada después de una trifulca con su hermano. Una vez en su casa, agentes agazapados en los alrededores procedieron a su detención tras casi 30 horas huidos. 

Rambo de Cantabria
Así fue detenido el Rambo de Cantabria

El conocido como 'Rambo de Cantabria' estuvo 20 horas oculto en un monte que conoce a la perfección. Creía que la Guardia Civil seguía buscándole en los Picos de Europa, pero se equivocó. Simón, como le conocen sus vecinos, cayó en la trampa. "Si no queréis salir en los telediarios largaros, largaros que os limpio el forro", les decía a los agentes que cuando entraron en su casa comprobaron que ya no estaba allí. Logró escaparse por una claraboya del tejado con el arma con el que había estado disparando. 

Pablo Zuloaga, delegado del Gobierno, asegura que han sido horas de mucho trabajo hasta acabar con la "situación peligrosa que había generado". Tacha de episodio complicado la situación en la que Simón amenazó a su hermano con un cuchillo y empezó a disparar a los agentes, llegando a herir a uno que ha sido operado del pié y evoluciona favorablemente de las heridas. 

Era una persona problemática conocido por delitos menores en la comarca pero en esta ocasión una disputa familiar "puso en riesgo a la comarca de Liébana"

Explica Zuloaga que el error de Simón llega después de que los efectivos de la Guardia Civil se fuera incrementando según avanzaba el día. Llegada la noche y caía lluvia y "fue él quien, al ver que se relajaba el perímetro de seguridad en el entorno de su vivienda, el que decidió volver y fue ahí donde fue detenido". Los agentes veían como se acercaba al domicilio y antes de entrar le arrestaron. En ese momento "no llevaba el arma y estaba muy cansado".  Ahora los agentes buscan el arma por el monte.

Así fue la huida

Un agente que participó en su captura aclara en una entrevista en 'Espejo Público' el momento de la huida. Y fue precisamente en un momento de confusión cuando hay un agente herido "hay mucha oscuridad, se vive un momento de estrés por los disparos, vive en una casa con muchas ventanas y es más fácil burlar el cordón policial". 

Cuando se tira al monte con un arma larga "que a varios centenares de metros puede disparar a una persona" se tiene que proteger muy bien la zona, y esta es muy turística". Y eso es lo que más preocupaba a los agentes "porque podía disparar desde 500 metros y podía matar a una persona". 

También se decidió que "aparentemente" se evacuara a los agentes de su domicilio y en cuanto "hicimos visible que no estábamos" apareció. "Entendemos que todo el tiempo tenía contacto visual y estaría a unos pocos kilómetros". El 'Rambo de Cantabria' es detenido antes de entrar en el domicilio y no pone ningún tipo de resistencia. Después fue trasladado al cuartel de San Vicente la Barquera para ser interrogado y abrir las diligencias correspondientes, que serán remitidas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de este municipio.

La Guardia Civil puso controles en los tres accesos por carretera a la comarca de Liébana, en los montes y montañas cercanos y mantuvo sobrevolando durante todo el día el helicóptero, para intentar localizarlo. El objetivo de Luciano José Simón era no volver a prisión, como dijo en varias ocasiones a los negociadores que intentaron que depusiera su actitud y se entregara.

El 'Rambo de Cantabria' a los agentes: "Iros si no queréis salir en el telediario"

Ahora en portada

Comentarios